Río Negro: Identifican a varias especies de aves rapaces en riesgo de extinción

Los acantilados, un vasto santuario de la costa atlántica rionegrina para la fauna silvestre, tienen a algunos de sus habitantes amenazados. Es que la naturaleza humana avanza, y mal, contra las aves rapaces.

 
Estas señales de advertencia, sobre la situación de la colonia, surgen de un sondeo de carácter científico sobre la dinámica poblacional de estas especies de picos robustos, vista aguda, vuelo rápido y garras afiladas.
 
El espacio sometido a examen se extendió desde el faro Río Negro, contiguo al balneario El Cóndor hasta una ensenada bautizada como Bahía Rosa.
 
El proyecto procura establecer una base de datos y efectuar monitoreos anuales respecto de la distribución y performance reproductiva de este valioso grupo de diversidad silvestre  y número de pichones criados con éxito.
 
Como resultado del relevamiento se pudo determinar la importancia del área en cuanto a la riqueza y diversidad de aves, que además, no presenta inconvenientes para mantener sus nidos y compartir el lugar con la colonia de loros barranqueros. Esta es considerada como la más grande, por lo menos de Sudamérica.
 
Hay razones para encender las alarmas. Gran parte de esta formación rocosa habitada por las aves rapaces no cuentan con protección alguna. En consecuencia las amenazas a las que están expuestas se relacionan directamente con la presencia de los seres humanos.
 
Se percibió la aceleración de la caída de los acantilados a causa de diferentes actividades antrópicas aumentando la erosión (circulación y vibración de vehículos por la costa, desmontes y eliminación de dunas costeras).

Tags: