VIDEO | Polémica en Coronel Suárez: su intendente aseguró que la solución a la superpoblación animal es el regreso de la perrera

En las últimas horas comenzó a circular en redes sociales y en whatsapp la foto del Intendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, junto a polémicas frases sobre la situación de los animales en la Argentina. En una entrevista, el intendente, dijo que la solución a la super población animal no es la castración y que instalará caniles y camionetas para que “no quede un solo perro en la calle“.

“Qué tiene que ver la castración con estos perros asesinos que muerden a las personas al pasar. Es su instinto. El dogo, el pitbull y tantos otros perros. Hasta donde va la responsabilidad. No pasa por castrarlos o no castrarlos. Ya cuando el instinto de uno de estos animales anda por la calle, nosotros no lo podemos permitir“, argumentó Moccero frente al pedido de los proteccionistas de animales de mayor campañas de castración.

La preocupación que surgió tras las declaraciones de Moccero es qué sucederá con los animales que vayan a la perrera. Ya que según lo detallado por el intendente no va a poder haber ningún otro perro en la calle sin importar la raza y “los dueños no podrán recuperarlos”.

“Se va a cargar de inmediato en una camioneta con dos personas que tendrá un número de teléfono para que todos los vecinos llamen cuando ven algún perro en la calle. Se van a llevar a la perrera y vamos a poner una guardia y serenos para que no los puedan recuperar“, explicó Moccero.

E insistió: “Que no larguen más los perros a la calle porque no los van a volver a ver. No vamos a permitir siquiera que lo saquen de la perrera. Vamos a poner serenos en la perrera para que no los puedan recuperar. Es la única manera que encontramos para que la gente tome consciencia de que ningún perro puede estar en la calle”.

Frente a esto la pregunta nuevamente es ¿Qué sucederá con los perros? Si la gente no los puede recuperar, si no se pueden sacar de la perrera ¿Qué harán con los animales? ¿Matarlos?

La ONG Alerta Galgo a cargo de la proteccionista animal Elba Tiburzi le dio visibilidad al tema y hará una denuncia formal en la justicia.

Más allá del pedido de las protectoras de animales, recordemos que hay una ley provincial, la 13.879, sancionada en 2008, de equilibrio poblacional de perros y gatos que determina: “Los municipios bonaerenses están obligados a lograr en el menor tiempo posible que la cantidad de animales sea igual a la cantidad de familias que los puedan acoger, es decir, alcanzar, sin matanzas el equilibrio poblacional”.

Este Programa para el Control Ético de la Fauna Urbana debe cumplir en simultáneo seis características para ser efectivo:

1) Tiene que ser gratuito porque atañe a la salud pública

2) Sistemático, que implica su aplicación durante todo el año a ritmos de campaña

3) Extendido en todo el municipio, sobre todo en zonas rurales

4) Temprano para bajar urgentemente la edad de castración en ambas especies;

5) Abarcativo e irrestricto hacia todos los animales que llegan a los servicios de zoonosis.

6) Masivo, lo que conlleva a castrar al 20 por ciento anual de la población estimada en cada distrito.

Asimismo, Ricardo Moccero, cuestionó a las personas que alimentan a los perros de la calle y los culpó. “Así nunca se va a terminar con esto”, apuntó.

“Nos hartó el tema este de los perros. Y te insisto no pasa solamente por castrar los perros. Pero bueno, esto se va a cortar, te aseguro que se va a cortar. No importa la raza, no importa nada“, concluyó.

Sus declaraciones generaron repudio y polémica y los proteccionistas no dudaron en hacerle frente a Moccero.

“¿Qué clase de medida es ésta? Porque esto, claramente, no es una solución, sino el reflejo de la falta de políticas públicas de prevención, el incumplimiento de la ley 13.879 de equilibrio poblacional de perros y gatos, y el claro odio que este hombre siente por los demás animales”, sostuvieron desde las redes sociales..

“Si de verdad buscara la reducción de la sobre población de perros y gatos, no hablaría acerca de las campañas de castración con tanto desprecio. Esta persona (Funcionario Público) tiene poder y odia a los animales, y eso es algo muy peligroso que ya vivimos décadas pasadas. Es nuestro deber frenar esto ya y no dejar que una persona con ideas tan retrógradas siga en marcha con esta medida despreciable”, agregaron.

Tags: