¿Agua en Marte?: La NASA reveló nuevas señales en el planeta rojo

Más leídas

El rover Curiosity, uno de los dispositivos que la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) posee activos en Marte, encontró gemas de ópalo dentro del cráter Gale, una de las bocas terrestres más importantes de la superficie marciana, lo cual aumentaría las probabilidades de que hubiera agua en el planeta vecino a la Tierra.

Según un informe publicado en el sitio web de Space, medio especializado en las novedades de los trabajos del organismo estadounidense, el hielo de agua marciana es muy abundante en los polos, aunque no tanto en el ecuador, que es donde se encuentra el cráter Gale.

El rover Curiosity, que actualmente está explorando el cráter, envió todos estos datos desde su Dynamic Albedo of Neutrons (DAN), el instrumento por el que manda información a la filial de la NASA en la Tierra. Datos que luego fueron analizados por un equipo de investigadores.

En las imágenes, tanto antiguas como recientes, se percibieron halos de fractura y anillos de sedimento, los cuales se destacaban por su color claro. Ambas pruebas demostraron que la roca ligera era, en realidad, ópalo.

Agua en Marte: la importancia del hallazgo del ópalo

El ópalo es un mineraloide, de una formación similar a la del cuarzo, que está compuesto fundamentalmente de agua y sílice. Es por eso que la presencia de este mineral significa que alguna vez hubo suficiente agua en el planeta al punto de que sean habitables las profundidades de sus grietas.

Además, existe la chance de que algún día se pueda recolectar el ópalo que se encuentra actualmente en Marte, para obtener el agua almacenada en su interior. Lo que a su vez ofrece una fuente de agua esencial para cualquier misión tripulada al planeta.

Marte es un planeta árido y asolado, por lo que la radiación existente en la superficie del planeta lo hace completamente inhóspito para la vida como la conocemos. Sin embargo, dentro de las fracturas del subsuelo, existe un ambiente mucho más oscuro, mejor protegido de la intensa radiación.

Los ópalos ricos en agua dentro de estas fracturas hacen que su descubrimiento sea “más emocionante todavía”, tal como lo explica Travis Gabriel, físico investigador y ex-miembro de la Universidad de Arizona: “Ver que estas redes de fracturas estaban tan extendidas y probablemente repletas de ópalo fue increíble”.

“Dadas las extensas redes de fracturas descubiertas en el Gale se espera que estas condiciones del subsuelo potencialmente habitables se extiendan también a muchas otras regiones del cráter, y quizás a otras regiones de Marte. Estos entornos se habrían formado mucho después de que los antiguos lagos del cráter Gale se secaran”, añadió el especialista.

Últimas noticias

Repudio: Entre Ríos autorizó matanza de aves autóctonas

Pese a los intentos de las organizaciones que trabajan por la conservación Entre Ríos, Argentina, se autorizó la matanza de aves autóctonas