Desarrollan una tecnología para convertir el aire en agua potable

La ciencia y la tecnología se encargan de transformar aparentes “milagros” en proyectos que pueden ayudar a la gente. Un ejemplo concreto es la máquina que toma oxígeno de la atmósfera y lo transforma en agua potable a través de una máquina de origen israelí que está ubicada en San Miguel de Tucumán.

En zonas de sequía, o de redes escasas de agua corriente, este aparato aporta a un valor bajo una solución para la población de bajos recursos y es un ejemplo de la creciente cooperación entre la Argentina e Israel en el campo de la cooperación económica, que tiene menos repercusión pública aunque su impacto positivo sea muy elevado.

El vínculo económico entre ambos países tan distantes avanza con lentitud pero con firmeza. La máquina de la empresa Watergen, fundada en 2009, demuestra la voluntad israelí de acercarse al mercado local, con un fin social inmediato y un rédito comercial de mediano plazo.

Gastón Skolnik, de Meridion del Plata -firma que acerca la tecnología israelí a la región- explicó a Infobae que “este es el primer emprendimiento para transformar agua atmosférica en agua corriente potable y recibió muchos premios por su eficiencia a través de una menor utilización de energía”.

“La máquina simula la lluvia. Es agua destilada que primero pasa por una serie de filtros y en el caso de Tucumán es una máquina que procesa 900 litros por día; tiene un costo de USD 135.000, mientras que hay equipos domésticos a USD 6.650″, precisó Skolnik. Luego de un paso exitoso por el Mundial de Rusia de 2018, se instaló en varios países de la región, como Chile, Perú y Brasil.

El aire ingresa al generador de agua atmosférica que elimina, a través de un filtro de aire, la suciedad y el polvo que este trae del exterior y contener, solamente, el aire puro dentro del sistema. Luego, pasa a un intercambiador de calor llamado GENius, que somete al aire puro a un proceso de enfriamiento hasta lograr la condensación: así, el aire cambia de su estado gaseoso a un estado líquido, transformándose en agua.

Watergen explicó que “sus generadores han sido desarrollados por un equipo de expertos en investigación y desarrollo multidisciplinarios, para asegurar que el agua obtenida a través del tratamiento de su tecnología, alcance los más altos estándares de calidad”.

No se trata del único aporte israelí para esa provincia: Keren Kayemet LeIsrael -una organización fundada en 1901- ayudó a construir reservorios de agua para las comunidades de Quilmes y Colalao del Valle, en el noroeste de Tucumán, que tienen un acceso limitado al agua potable. El proyecto se denomina “Al Agua” e incluye la construcción de nuevos pozos de agua, trabajos de mantenimiento y mejora en los canales de distribución y la impermeabilización y reparación de un dique de reserva.

Pero más allá de esta donación, desde la embajada precisaron a que en los últimos dos años se aceleró el intercambio comercial, con una suba particular de las exportaciones argentinas, aunque reconocen que todavía hay un importante campo para que se incremente.

Gobernadores a Israel

Una delegación de varios gobernadores argentinos partirá a Israel a fin de mes para conocer tecnologías relacionadas con la mejora en los sistemas de riesgo, un área en la cual Israel tiene un claro liderazgo. También, se debatirán oportunidades en materia energética, ya que Israel dejó atrás el carbón para pasar a autoabastecerse con gas y energía solar y se planteó llegar a una ecuación del 80% en 2030 con fuentes renovables y solamente 20% con convencionales.

Tags:

Esto tambien te puede interesar