domingo, agosto 7, 2022

Ecuador: Hallan una nueva especie de ratón espinoso

Más leídas

Una nueva especie de ratón espinoso del género Neacomys que habita en la Cordillera del Cóndor, sureste de Ecuador, fue descrita en un estudio desarrollado por investigadores.

El trabajo estuvo a cargo de personal del Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO), Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Zoologisches Forschungsmuseum Alexander Koenig, Escuela Politécnica Nacional y Observatorio de Biodiversidad Ambiente y Salud.

Según el estudio, la nueva especie se distingue fácilmente de sus congéneres por la combinación de los siguientes caracteres: tamaño pequeño (longitud cabeza-cuerpo-69 mm), cola larga (55.5 % más que la longitud cabeza-cuerpo), vientre con pelaje dorado.

También “un foramen postglenoideo muy grande, anterocono del primer molar superior no dividido, presencia de paralófulo y una proyección de esmalte en el primer molar superior; molares superiores con cúspides labiales reducidas y molares inferiores con cúspides linguales reducidas”, señaló el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio) en una publicación.

Según los investigadores Jorge Brito, Nicolás Tinoco, Santiago Burneo, Claudia Koch, Alfonso Arguero, Rocío Vargas y C. Miguel Pinto, esta nueva especie, endémica de la Cordillera del Cóndor, presenta una distancia genética entre 12% y 15% con los grupos ya conocidos.

Asimismo, consideran que la N. amoenus carceleni presenta características morfológicas y genéticas suficientemente diferentes para ser tratada como especie válida.

Con la nueva especie descrita y el cambio de categoría de N. carceleni, la diversidad del género Neacomys asciende a 17 especies. “En este contexto, este pequeño orizomino terrestre parece ser un candidato ideal para contribuir información relevante al complejo rompecabezas del panorama evolutivo amazónico”, indicó la publicación.

  Científicos revelan que el cloro en el agujero de ozono antártico ha disminuido
Últimas noticias

El último panda gigante europeo vivió hace 6 millones de años en Bulgaria

Los investigadores llegaron a sus conclusiones gracias a dos fósiles de dientes que fueron encontrados en la década de los 70.

Noticias relacionadas