El océano Atlántico está experimentando un cambio no visto en 10.000 años

Los cambios en la circulación oceánica pueden haber causado un cambio en los ecosistemas del océano Atlántico que no se han visto en los últimos 10.000 años, según revela un nuevo análisis de fósiles de aguas profundas. El cambio probablemente ya ha provocado tensiones políticas a medida que los peces migran a aguas más frías.

El clima ha sido bastante estable durante los 12.000 años más o menos desde el final de la última Edad de Hielo, un período conocido como el Holoceno. Se cree que esta estabilidad es lo que permitió que la civilización humana realmente se pusiera en marcha.

En el océano también se cree que las principales corrientes fueron relativamente estables durante el Holoceno. Estas corrientes tienen ciclos naturales, que afectan dónde se pueden encontrar los organismos marinos, incluidos el plancton, los peces, las aves marinas y las ballenas.

Sin embargo, el cambio climático en el océano se está haciendo evidente. Los arrecifes de coral tropicales se están blanqueando, los océanos se vuelven más ácidos a medida que absorben carbono de la atmósfera, y especies como el arenque o la caballa se mueven hacia los polos.

Mirando hacia el pasado
Todavía parece existir una opinión predominante de que hasta ahora no ha sucedido mucho en el océano. Para desafiar este punto de vista, el equipo de investigación de la londinense UCL, una de las universidades más importantes del mundo, tuvo que buscar lugares donde los fósiles del fondo marino no solo cubrieran la era industrial en detalle, sino que también se remontaran a muchos miles de años. Y encontraron el parche de fondo marino justo al sur de Islandia, donde una gran corriente de aguas profundas hace que el sedimento se acumule en grandes cantidades.

Para obtener muestras fósiles tomaron núcleos del sedimento, lo que implica enviar largos tubos de plástico al fondo del océano y empujarlos hacia el lodo. Cuando los sacaron nuevamente, se quedaron con un tubo lleno de sedimento que se puede lavar y tamizar para encontrar fósiles. El sedimento más profundo tiene los fósiles más antiguos, mientras que el sedimento superficial contiene fósiles que se depositaron en los últimos años.

Una de las formas más simples de resolver cómo era el océano en el pasado es contar las diferentes especies de plancton fósil diminuto que se pueden encontrar en tales sedimentos. A las diferentes especies les gusta vivir en diferentes condiciones.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Identifican especies para determinar la toxicidad en alimentos

Una investigación permitió diferenciar especies de Aspergillus que hasta el momento no habían sido ...

Alemania: Científicos trabajan en la creación de un detergente más ecológico

La clave son unas bacterias llamadas biosurfactantes, que ayudan a separar los sustratos complejos ...

Descubrieron 12 agujeros negros en el centro de la Vía Láctea

Lo reveló un estudio conjunto de las universidades de Columbia, Harvard y la Pontificia ...