lunes, diciembre 5, 2022

Bahía Blanca: Una ONG enseña a confeccionar pañales ecológicos reutilizables

Más leídas

Con el fin de propiciar la autogestión, facilitar la economía familiar y también cuidar el medio ambiente, la ONG bahiense Contá Conmigo viene desarrollando talleres de confección de pañales ecológicos reutilizables para mujeres con embarazos vulnerables.

Es, según definen, una propuesta superadora que también redunda en el cuidado de la piel de los bebés.

“La ONG nació hace dos años, aunque muchos de sus actuales integrantes veníamos haciendo distintos trabajos sociales, en sectores de bajos recursos”, señaló la docente Liliana Caspe, una de las fundadoras de esta organización que se unió a la Red Nacional de Acompañamiento a la mujer con embarazo vulnerable.

“Tenemos el objetivo de ofrecer una salida al asistencialismo habitual. Es decir propiciar la autogestión y la valoración personal, ofreciendo distintas herramientas para que así sea. Este taller es una de ellas”, añadió Caspe.

Contá Conmigo está conformada por un grupo interdisciplinario muy completo, en el que se conjugan docentes, médicos, psicólogos, enfermeras y acompañantes terapéuticos, entre otros, a los que sólo los mueve el deseo de servir, porque sus iniciativas son totalmente ad honorem.

“Las necesidades son muchísimas. Lamentablemente, muchas mujeres embarazadas de bajos recursos atraviesan un sinfín de dificultades y precisan un acompañamiento en ese proceso. Hay muchas que ni siquiera acuden al hospital público a hacerse los controles. Allí aparecemos nosotros para ofrecerles ayuda”, señaló Caspe.

Por ese motivo, uno de sus ejes principales es propiciar el cuidado personal, la autovaloración, los controles médicos, el asesoramiento en crianza y salud y la organización de talleres motivacionales.

“Fundamentalmente queremos aportar herramientas para que obtengan una pronta salida laboral. No queremos ofrecer asistencialismo. Creemos que esa no es la salida a los problemas. Estamos convencidos que a la gente hay que darle herramientas y oportunidades para ejercerlas. De esa manera lograrán superarse y verán que otro camino es posible”.

  India: Manifestantes pidieron medidas contra la contaminación del aire en Delhi

Así nació concretamente la idea del taller de pañales ecológicos reutilizables, con el objetivo de promocionar la autogestión, la valoración de la economía familiar y el beneficio de sustentabilidad del medio ambiente.

En una sola jornada, que dura entre dos y tres horas, cada embarazada se lleva un pañal terminado y los moldes para seguir confeccionando en sus casas.

Ya realizaron seis talleres en distintos sectores de la ciudad (ya pasaron por Centro Natán de Vista Alegre, el espacio Nido, el barrio 9 de Noviembre y Villa Caracol) y planean visitar la gran mayoría de los barrios.

“Estamos dictando entre 3 y 4 talleres por semana. Llevan una logística importante y lamentablemente no contamos con un espacio propio como para desarrollarlos, así que vamos buscando distintos sitios en cada barrio”.

Caspe afirmó que la confección de pañales de tela tiene muchos beneficios: social, ecológico, económico y sanitario.

“Se cuida la piel del bebé, porque se evita la dermatitis que en muchos casos no es tratada adecuadamente”, contó.

El cuidado del medioambiente es claro y contundente: un pañal descartable demora entre 300 y 400 años en descomponerse. Por cada niño se generan dos toneladas de residuos, ya que utilizan alrededor de 5.000 pañales.

El beneficio económico es casi redundante: hay muchas mujeres que no pueden comprar pañales, porque alcanzaron precios prohibitivos y los ecológicos se pueden utilizar casi infinitamente.

“Además, le damos la oportunidad y la herramienta a aquellas madres o familias que puedan desarrollar la producción de pañales de forma comercial como emprendimiento personal o cooperativa”.

El municipio los acompaña a través del Área de Educación para la Salud, mediante el programa “Alfabetización de la salud”. Incluso, las anotaciones a los talleres se realizan a través de la página web de la comuna.

  Acuerdo entre El Salvador y Alemania para conservar el ecosistema

“Estamos brindando oportunidades y herramientas para muchas personas que no creen otra salida que esperar el asistencialismo tradicional. Los resultados de los primeros talleres han sido excelentes. Las repercusiones fueron muy buenas. Y muchas personas que participaron pidieron quedarse como colaboradores. Y otros solicitaron que se dicten otro tipo de talleres, que iremos evaluando para poder instrumentar”.

Y añadió: “Las mujeres se dan cuenta que pueden autogestionarse. Y que no necesitan casi inversión para resolver un problema que en muchas casos las agobia porque no les alcanza el dinero para comprar los pañales tradicionales. Nos encanta salir por los barrios. Nos mueve la pasión por la solidaridad. Y vemos que la gente se une a este movimiento, porque ven que se hace con el corazón”.

La logística, según admitió, no es sencilla.

“Tenemos que movilizar las máquinas de cocer, y por cada una de ellas hay un ayudante para dos alumnos, además de un par de instructores que desarrollan la introducción a la confección. Y previamente armamos un kit básico para cada participante, que incluye 3 tipos de tela ya cortadas para ahorrar tiempo”.

Finalmente, Caspe solicitó algún tipo de ayuda para transformar varias máquinas de cocer a pie en eléctricas.

“Nos vendría muy bien que alguien nos dé una mano para realizar ese trabajo, porque la demanda es muchísima”.

Últimas noticias

Nuevas miniturbinas eólicas portátiles para llevar la energía donde se necesita

Un nuevo concepto de aerogenerador, fácil de transportar e instalar, para misiones humanitarias o militares.

Noticias relacionadas