Cooperativas de reciclado alertan por el daño ambiental y piden medidas más agresivas

Ramiro Martínez, uno de los fundadores de Creando Conciencia y presidente de la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (Conarcoop), señaló la necesidad de contar con políticas públicas más agresivas para poder mitigar el daño ambiental que generan los residuos sólidos urbanos.

“Si bien reconocemos que en los últimos tiempos se lograron avances en la materia, como es el caso de la Ley de envases, la Ley de Educación Ambiental y la reciente entrada en vigencia de la resolución 317/20, para grandes generadores en la provincia de Buenos Aires, todavía tenemos un largo camino por recorrer para lograr mitigar apenas una parte del daño que el tratamiento actual de la basura genera en el medio ambiente”, señaló.

En ese sentido, desde Creando Conciencia informaron que, en promedio, cada uno de los municipios genera 600 toneladas de basura por día, y que el CEAMSE, que se ocupa de la gestión de los residuos sólidos del AMBA, recibe entre 16.000 y 17.000 toneladas por día. Si se compara eso con las 300 toneladas que gestiona Creando Conciencia por mes, siendo Destino sustentable desde 2013 y uno de los referentes de reciclaje, se verá que se necesitan muchas cooperativas más para poder gestionar los residuos sólidos.

En un reciente informe, sobre el tratamiento de residuos, Creando Conciencia concluyó que en los últimos 10 años la cooperativa procesó 5180 toneladas de papel, evitando con esto la emisión de casi 17.500 m3 de gas metano y la tala de más de 77.000 árboles y 22.200 m3 de CO2, que es una de las principales causas del deterioro del ecosistema.

En el mismo lapso se reciclaron 1372 toneladas de plásticos, lo que evitó la emisión de 2703 m3 de CO2 y el ahorro de más de 35 millones de kw, o sea el consumo de un mes de 673 personas. También se reciclaron 200 toneladas de metales y 2540 toneladas de vidrio.

“Estamos muy orgullosos de nuestro aporte, no solo al cuidado ambiental sino también a la inclusión social, ya que más de 70 familias, muchas de ellas que provienen de situaciones vulnerables, viven de manera digna y con los derechos de cualquier trabajador, gracias al trabajo de reciclado de la basura. Pero a la vez no podemos dejar de ver que se necesitan muchas Creando Conciencias para que el daño ambiental de la inmensa cantidad de basura que se genera por día no sea tan grave. Y ahí es donde entendemos que se requiere de políticas públicas más agresivas”, señaló Martínez.

Entre otras medidas, Martínez se refirió a la necesidad degenerar incentivos para que se pueden multiplicar los jugadores del sector. Por caso, la resolución 317/20, mencionada anteriormente, amplía a todos los municipios de Buenos Aires la obligatoriedad de que grandes generadores tengan un plan de gestión de residuos sólidos, pero apenas 45 de los 130 municipios cuentan con Destinos Sustentables.

“Tiene que haber una sinergia entre Estado, economía social (cooperativas) y el sector privado, para poder generar nuevas unidades que permitan dar una respuesta más significativa a la necesidad de reciclar la basura y evitar con ello el daño ambiental, que además de grave es irreversible. Las leyes que ya existen deben aplicarse con mayor rigurosidad, y a la vez necesitamos nuevos estímulos para multiplicar las cooperativas de reciclado ”, explicó Martínez.

Esto tambien te puede interesar