Estados Unidos analiza impulsar nuevas leyes medioambientales

El acuerdo climático alcanzado en París el 12 de diciembre de 2015 ha sido elogiado como un hito en el esfuerzo global para reducir las emisiones de gases de invernadero, y bien pudiera resultar serlo.

 
Pero los elevados objetivos del acuerdo no se alcanzarán sin que las grandes corporaciones hagan cambios importantes. Y aunque muchas compañías han dado la bienvenida al pacto y han prometido voluntariamente reducir las emisiones, las amplias reformas requeridas para evitar un pronunciado aumento en las temperaturas mundiales casi seguramente requerirán nuevas y sustanciales regulaciones gubernamentales.
 
En Estados Unidos, el objetivo es reducir las emisiones de gases de invernadero en entre 26 por ciento y 28 por ciento respecto de los niveles de 2005, para 2025.
 
Una de las propuestas que podría ofrecer ganancias significativas, y ser introducida a escala nacional y en todas las industrias, es un impuesto al carbono, o un sistema de tope e intercambio de carbono, lo cual establecería un precio para las emisiones. California tiene un programa de tope e intercambio, como un creciente número de otros países. Pero los esfuerzos nacionales no han cobrado impulso en el Congreso.

FUENTE: Energía Estratégica

Tags:

Esto tambien te puede interesar