Las elefantas africanas del Ecoparque porteño comenzaron el proceso para ser derivadas santuario de Brasil

La Secretaría de Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires confirmó esta semana que el Ecoparque firmó el traspaso de titularidad de las dos elefantas africanas (Loxodonta Africana) a favor del Santuario de Elefantes de Brasil.

El éxito de la derivación de Mara y ver lo bien que se encuentra en su nuevo ambiente nos brinda una motivación especial para trabajar en esta derivación. Es importante saber que va a tardar pero como ambas fueron cuarentenadas con Mara, ya se adelantó mucho en cuanto al entrenamiento requerido para sus exámenes médicos. Este es un paso más hacia la transformación del Ecoparque” explicó Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente de la Ciudad.

En un primer momento, a las elefantas se le había seleccionado como destino de derivación el santuario Sanwild Wildlife Trust en Sudáfrica pero las complicaciones burocráticas y logísticas sufridas hasta el momento sumado a la buena experiencia con el Santuario de Elefantes de Brasil modificó la decisión.

Es el comienzo de un camino muy largo, contamos con la experiencia que nos dejó Mara pero sabemos que los requerimientos burocráticos y logísticos llevan su tiempo. Estimamos que todo el proceso podrá demorar aproximadamente 20 meses pero estas derivaciones dependen de la interacción con numerosos actores”. confirmó Federico Iglesias, subsecretario a cargo del Ecoparque.

Los beneficios del Santuario de Elefantes Brasil son numerosos: cumple con las condiciones de habitabilidad entre las que se encuentran la superficie del hábitat disponible para albergar a ambas elefantas, infraestructura, medidas de seguridad y temperaturas ideales para la especie. Asimismo cuenta con personal especializado y con el Certificado Veterinario Internacional para llevar a cabo el traslado de elefantes desde Argentina hacia Brasil, el cual fue acordado entre las autoridades sanitarias de ambos países.

Las dos elefantas africanas que permanecen en el Ecoparque de la ciudad de Buenos Aires, van a ser trasladadas al mismo santuario donde está viviendo Mara.

Mara era la única elefanta asiática del Ecoparque porteño y compartió su recinto con dos elefantas africanas, Kuky y Pupi, dos elefantas hermanas nacidas en el Parque Kruger de Sudáfrica.

Sobre Kuky y Pupi

Las elefantas llegaron juntas al Zoológico de Buenos Aires el día 22 de mayo de 1993. No se sabe con exactitud la fecha de nacimiento aunque se estima que la edad aproximada de ambas es de 31 años y llegaron cuando tenían tan sólo 3 años. Los dos ejemplares vinieron desde el Parque Nacional Kruger (Sudáfrica) al perder a sus madres causa de la matanza selectiva de elefantes para reducir la presión de sus poblaciones sobre la vegetación del parque.

Durante años se especuló con que ambas elefantas son hermanas, sin embargo, al desconocerse cuáles son los padres de ambas sería imposible afirmar que tal vínculo sea cierto pero ambas vivieron juntas manteniendo una excelente relación desde su llegada al Zoológico de Buenos Aires

Su dieta habitual se basa en forrajes como alfalfa (seca y fresca), afrecho y avena y frutas y verduras como acelga, manzana, zanahoria y zapallo. El mismo se distribuye en pequeñas porciones distribuida por todo el recinto. También, a modo de enriquecimiento durante los días de calor, se le ofrecen estos mismos alimentos congelados.

La vegetación es el artículo de comida por excelencia para el enriquecimiento de elefantes. No solo es un alimento natural y preferido, sino que también los mantiene ocupados durante horas mientras quitan la corteza, manipulan las ramas, seleccionan hojas y mastican la madera. Las ramas se deben proporcionar cada vez que sea posible. En general, son conocidos por comer Acacias, Barberries, Bambú y una gran cantidad de plantas.

Sobre la especie

Elefante Africano (Loxodonta africana)
Estado de conservación (IUCN): Vulnerable
Esperanza de vida en silvestría: 70 años
Esperanza de vida en cautiverio: 80 años

Hoy comienzan el camino a su nuevo hogar en el Santuario de Elefantes en Brasil. Es un proceso que lleva tiempo pero estamos muy contentos de que Kuky y Pupi están un paso más cerca de su libertad.

Dejarán para siempre su recinto del Ecoparque porteño y serán trasladadas por tierra desde Buenos Aires hasta la Chapada dos Guimarães, ciudad donde se encuentra el Santuario de Elefantes de Brasil en el Mato Grosso.

Al igual que en el caso de Mara, Fundación Franz Weber es el puente que aportó la idea del santuario ya que era el mejor destino para las tres elefantas. Es importante destacar que todo el trabajo de logística, los recursos económicos y las gestiones son llevadas adelante por el Ecoparque de la ciudad.

Tags: