Mañana es La Hora del Planeta: es momento de crear un futuro en que las personas y la naturaleza prosperen a la par

La Hora del Planeta es mucho más que apagar la luz: es el mayor movimiento ambiental de la historia que busca que las personas tengamos un papel fundamental para construir un nuevo futuro en el que las personas y la naturaleza prosperen juntas.

Se trata de un momento para reflexionar, pero también para resaltar la necesidad de acción.

Este 26 de marzo entre las 20:30hs y las 21:30hs es La Hora del Planeta, el evento de concientización ambiental más importante del mundo, en el que se busca unir a millones de personas para mostrar su compromiso con nuestro planeta. La Hora del Planeta 2022 tiene como objetivo poner fin a la “vieja normalidad” y aprovechar la oportunidad de restablecer nuestra relación con el mundo natural y crear un futuro en el que las personas y la naturaleza prosperen juntas. La iniciativa a nivel global, que sucede en más de 190 países y territorios, es realizada por WWF (Organización Mundial de Conservación) y organizada en nuestro país por Fundación Vida Silvestre Argentina desde el 2009.

La Hora del Planeta comenzó en 2007 en Australia y en la actualidad es mucho más que apagar la luz, es el mayor movimiento ambiental de la historia. Cada año, brinda a las personas de todo el mundo la oportunidad de mostrar cuánto se preocupan por la naturaleza y ayudar a otros a comprender su importancia vital en todas nuestras vidas, así como dar visibilidad a las devastadoras amenazas para las personas y el planeta. Se trata de un momento para reflexionar, pero también para resaltar la necesidad de acción.

Este año en Argentina se suman las personas, empresas, organizaciones y gobiernos. En Buenos Aires, Fundación Vida Silvestre Argentina realizará el mismo 26 de marzo una Carrera por La Hora del Planeta en modalidad 3K y 8K en Vicente López. Será una carrera libre de plásticos de un solo uso, al reemplazar los puntos de hidratación por eco vasos reutilizables para suministrar el agua a los corredores, en la que además las lonas de plástico utilizadas en el escenario, las vallas y el pórtico serán recicladas post evento. Acompañando la iniciativa, hay disponibles materiales de difusión en redes sociales y actividades de Educación Ambiental para escuelas, chicas y chicos o familias ingresando acá. Además, en todo el país diferentes municipios y ciudades se adhieren apagando la luz de edificios emblemáticos y realizando iniciativas de concientización sobre el cuidado de la biodiversidad y los impactos del cambio climático. Al momento, se cuenta con la adhesión del Auditor General de la Nación, y 20 municipios y ciudades: 9 de julio, Bahía Blanca, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Concordia, Coronel Pringles, General San Martín, Godoy Cruz, La Plata, Mendoza (Provincia), Neuquén, Ramallo, Resistencia, Río Grande, Rosario, San Justo, San Rafael, Tigre, Tres Arroyos, Ushuaia y Vicente López.

La iniciativa de apagar la luz este sábado 26 es en solidaridad con el planeta, pero con un llamado a la acción mucho más amplio: que todas las personas desempeñen su papel para construir un nuevo futuro para las personas y el planeta, desde dar pasos individuales hacia una vida sostenible, hasta impulsar que empresas y gobiernos se comprometan en construir un futuro equitativo y positivo para la naturaleza, con cero emisiones de carbono.

En sintonía con el rol participativo de la sociedad, una investigación de opinión pública en Argentina, realizada para Fundación Vida Silvestre en 2021*, indicó que al 91% de las personas que viven en el país les interesa el cuidado del ambiente y el 84% está dispuesto a involucrarse, lo que quedó en evidencia con las movilizaciones que se realizaron durante el último año y el apoyo social a las provincias que fueron afectadas por el fuego.

Desde su creación en 2007, la Hora del Planeta inspiró iniciativas globales para proteger la naturaleza, el clima y el ambiente, ayudando a impulsar la concientización, la acción y el cambio de políticas públicas. Algnos momentos más emblemáticos de esta iniciativa incluyeron: el apoyo en el 2013 de la creación del área marina protegida Namuncurá-Banco Burdwood I de 3.5 millones de hectáreas en Argentina; en Uganda en 2021 se realizó una plantación de 2.700 hectáreas llamado el “Bosque de La Hora del Planeta”; en la capital ecuatoriana se presionó por la prohibición de plásticos de un solo uso y productos de espuma de polietileno; y la plantación de 20.000 plántulas de manglar en 13 ciudades de Indonesia.

Tags:

Esto tambien te puede interesar