Home Sustentabilidad Sudáfrica: Johannesburgo busca solucionar el problema de la contaminación atmosférica

Sudáfrica: Johannesburgo busca solucionar el problema de la contaminación atmosférica

0

La contaminación atmosférica en Sudáfrica es más grave en los núcleos urbanos, y la ciudad de Johannesburgo no es una excepción.

La mayoría de la población del país emigra a las ciudades desde las áreas rurales por motivos económicos y en busca de oportunidades laborales.

Así, tiene lugar un crecimiento vertiginoso de asentamientos densos, con bajos ingresos y escasa formación que, a menudo, no cuentan con los recursos suficientes y no tienen acceso a las comodidades básicas, como el suministro de electricidad.

La ciudad realizó una evaluación de base que determinó que la contaminación atmosférica proviene de la quema de combustible doméstico, las emisiones de los vehículos, las industrias, la quema de biomasa y las instalaciones de almacenamiento de residuos mineros.

Johannesburgo dispone de una red de nueve estaciones que monitorizan la calidad del aire en Alexandra, Ivory Park, Diepsloot, Jabavu, Orange Farm, Buccleuch, Davidsonville, Delta Park y Newtown.

Siete de las estaciones están ubicadas en zonas residenciales y dos de ellas controlan las emisiones producidas por el tráfico. La información proveniente de estas estaciones se comparacon los estándares aplicables a nivel nacional, cuyo objetivo es preservar la salud y el bienestar de los ciudadanos.

Desafortunadamente, las comunidades más pobres de la población a menudo sufren las consecuencias de la mala calidad del aire. Con el paso del tiempo, las estaciones de monitoreo situadas en las áreas residenciales han registrado niveles récord de contaminación que se encuentran por encima de los estándares nacionales, en especial durante los meses de invierno, dado que la mayoría de los ciudadanos emplean combustibles fósiles para la calefacción.

  Ford lanza la versión ecológica de su auto emblema de alta gama

La prioridad de Johannesburgo es mejorar la calidad del aire en la ciudad en aras de garantizar el desarrollo de las comunidades más pobres para así atajar los problemas de desigualdad y pobreza, y conseguir una solución efectiva.

Sin embargo, la contaminación atmosférica afecta especialmente a las comunidades pobres como fruto de la desigualdad y de muchos años de una ineficiente planificación de la infraestructura.

A fin de mejorar la calidad del aire de Johannesburgo, la ciudad ha revisado su plan de gestión de calidad del aire y nuestros reglamentos de control de contaminación. El plan recoge la visión de la ciudad y los objetivos para los próximos cinco años. Se ha desarrollado un plan regulatorio para gestionar otras fuentes de contaminación atmosférica. Ambos documentos están en proceso de redacción y se llevarán a cabo consultas públicas antes de su finalización.

Según lo establecido en la Ley 39 de Calidad del Aire de 2004, la ciudad es responsable de gestionar la calidad del aire, tanto en lo que se refiere a las regulaciones como a su cumplimiento. Todas las actividades industriales que la ley considere emisores significativos y que pueden contribuir a aumentar la polución deben estar autorizadas. Existen un total de 37 empresas que sí lo están. Estas instalaciones disponen de licencias de emisiones atmosféricas, donde se establecen límites. Esto se controla de forma regular y se toman medidas para aquellas que no cumplan con lo establecido.