Brasil deja de financiar proyectos fósiles

En una decisión histórica, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil ha anunciado que sólo los proyectos de fuentes de renovables tendrán prioridad a la hora de destinar financiación a la energía, y que por lo mismo ‘extinguirá el apoyo a las plantas térmicas a carbón y petróleo’, también disminuirá su participación en inversiones que involucren grandes hidroeléctricas.

 
El anuncio, que refleja la estrategia del banco para el sector de la energía realizada en colaboración con el Ministerio de Minas y Energía y la Agencia Nacional de Energía Eléctrica, contempla también la aprobación de un aumento de hasta el 80% en la financiación de los proyectos de energía solar, en la tasa de interés a largo plazo; antes ese valor era de 70%.
 
Para los proyectos de eficiencia energética y de alumbrado público eficiente se continúa con el mismo porcentaje de financiación, el 80%.
 
El banco también mantiene una alta participación (hasta un 70%) en otras fuentes de energía alternativas: eólica, minihidráulica, biomasa y cogeneración.
 
El BNDES también reduce su participación hasta el 50% en la inversión en grandes centrales hidroeléctricas, que antes era hasta el 70%.

Tags: