Comienzan a instalarse las primeras ventanas con paneles solares transparentes para producir electricidad

En un edificio de oficinas de reciente construcción en Boulder, Colorado, hay paneles solares en el tejado. Pero el edificio también cuenta con una de las primeras instalaciones del mundo de tecnología de ventanas solares: paneles transparentes que parecen ventanas normales, pero que también generan energía de forma invisible.

“Cuando se piensa en el mercado comercial, se puede imaginar que los grandes rascacielos se convierten en granjas solares verticales. Haces esa superficie de vidrio, que tradicionalmente no está disponible para la generación de electricidad. Las ventanas solares también pueden utilizarse para sustituir las ventanas normales de las casas”, dice Susan Stone, directora general de Ubiquitous Energy.

La tecnología funciona capturando solo una parte del espectro solar. “En realidad, dejamos que la luz visible que nuestros ojos pueden ver pase a través de nuestro material. Y eso hace que nos parezca invisible”, agrega Miles Barr, cofundador y director de tecnología.

Como los paneles solares típicos absorben todo el espectro -lo que los hace parecer negros-, las ventanas solares captan aproximadamente un tercio menos de energía. Pero como pueden utilizarse en zonas donde los paneles solares normales no pueden, pueden contribuir a aumentar el suministro de energía renovable.

Las ventanas, con dos cristales sellados entre sí, tienen cables que pueden conectarse directamente a algo situado junto a la ventana -como una luz o unas persianas electrónicas- o a una batería del edificio o a la red eléctrica.

La empresa ha dedicado varios años a desarrollar los materiales, incluidos los semiconductores que pueden captar selectivamente la luz infrarroja y ultravioleta, y a garantizar que el producto tenga el mismo rendimiento y calidad que las ventanas no solares.

Ahora mismo, en su planta de producción piloto de Redwood City (California), la empresa está fabricando pequeños paneles para ventanas que se han instalado en algunas instalaciones piloto, incluido el edificio de oficinas de Colorado.

Pero también se está preparando para la fabricación a mayor escala y desarrollando procesos para fabricar las ventanas que puedan funcionar en las líneas actuales de fabricación de ventanas.

“Estamos sacando al mercado un producto disruptivo. Y lo estamos haciendo intencionadamente sin alterar la cadena de suministro”, cuenta Susan Stone.

Andersen Corporation, el fabricante internacional de ventanas, es uno de los inversores de la startup.

“Anderson lideró el sector en la transición a las unidades de vidrio aislante y fue pionera en el uso de revestimientos de baja emisividad, lo que mejoró drásticamente el rendimiento energético de nuestras ventanas, y ambas cosas se han convertido en un estándar del sector. Andersen ve realmente esta inversión en esta tecnología como una continuación de ese legado”, dijo Karl Halling, tesorero de Andersen Corp.

A medida que la fabricación se vaya ampliando, Ubiquitous Energy espera que las ventanas sean un 30% más caras que las convencionales. Pero si las ventanas pueden sustituir al vidrio estándar, el impacto podría ser significativo. La empresa ha calculado que cada año se instalan en el mundo 1,85 millones de metros cuadrados de vidrio, y si todo ello produjera energía, se produciría una disminución del 10% de las emisiones mundiales.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Crearon una carcasa solar para el Iphone 6

Es un desarrollo de la empresa EnerPlex que permite tener el teléfono operativo hasta ...

EE.UU: empresas impulsan la energía solar

Empresas de diferentes países investigan los grandes avances tecnológicos en ese sector