sábado, agosto 13, 2022

Convierten plásticos en combustible para autos impulsados por hidrógeno

Más leídas

Los residuos plásticos podrían, en un futuro no muy lejano, llenar los depósitos de los vehículos alimentados por hidrógeno. Convertir plástico en combustible, un sueño de muchos científicos.

La tecnología para hacer esto posible ya existe y ha sido desarrollada por químicos de la Universidad de Swansea en el Reino Unido. Los científicos han desarrollado un proceso simple y eficiente para convertir tres polímeros comunes en hidrógeno puro.

La importancia de esta investigación -publicada en agosto en la revista de la Royal Society of Chemistry (RSC)- fue explicada por el Dr. Moritz Kuehnel en una entrevista con la BBC: el equipo consiguió mejorar la técnica de foto-transformación de los residuos plásticos. Se trata de añadir un material absorbente solar a los polímeros, ponerlo en una solución y exponerlo a la luz solar para transformar esas moléculas en otras moléculas. “El proceso – explica Kuehnel – produce gas hidrógeno: es posible ver las burbujas saliendo directamente de la superficie“.

Cómo funciona

  • Se corta el plástico y se frota la superficie para hacerla rugosa.
    Un fotocatalizador, que es un material que puede absorber la luz solar y utilizar la energía que contiene para transformarla en energía química, se añade al plástico.
  • Luego se pone en un tipo particular de solución alcalina.
  • La luz del sol, o una lámpara solar que imita la luz del sol, lo ilumina para producir el hidrógeno.

Y lo que es más importante, no requiere que los residuos se limpien antes de ser tratados.

“Tenemos mucho plástico usado cada año – miles de millones de toneladas – y sólo una pequeña parte es reciclada“, dijo Kuehnel.

  Europa: Estudian transportar energías renovables en superredes a todo el continente

Esto se debe no sólo a la mala gestión de los residuos: los plásticos deben ser puros y limpios para poder ser recuperados. “e incluso si haces todo esto, el plástico que consigues no es como el material virgen. Lo bueno de este proceso -añade el investigador- es que no es muy exigente, puede degradar cualquier tipo de residuo. Aunque haya algo de grasa, por ejemplo, la reacción no se detiene, al contrario, mejora“.

En realidad no todo el plástico añadido en la reacción produce Hidrógeno, una parte permanece intacta en la solución. “Conseguimos combustible de hidrógeno y un producto químico que podemos usar para producir nuevos plásticos.”

Últimas noticias

Avanza “50 Destinos” en Río Negro con obras en el Parador Ñorquinco y Villa Llanquín

Destacó el incremento del 15% en la ocupación promedio en San Carlos de Bariloche en comparación con la prepandemia

Noticias relacionadas