Estados Unidos: Texas sorprende en materia de energía renovable

Más leídas
En una tempestuosa noche de febrero, el mercado de electricidad de Texas marcó un hito. Casi la mitad de la energía que alimentaba su red troncal procedía de las turbinas de viento, un nivel inconcebible hace una década en un estado famoso por su largo romance con los combustibles fósiles.
 
Texas mantiene su relación con los hidrocarburos, lo que desembocó en la innovadora tecnología de la fracturación hidráulica. Pero una bonanza energética igual de sorprendente ha pasado prácticamente inadvertida: el auge de los renovables.
 
Texas ha sumado más capacidad de generación eólica que cualquier otro estado del país y las turbinas de viento representaron en abril cerca del 16% de su capacidad de generación eléctrica. El estado anticipa además un enorme aumento de la energía solar.
 
En medio de un acalorado debate sobre el cambio climático entre los partidos políticos en Estados Unidos, Texas ha seguido una estrategia que funciona bien dentro de su red, basada en los principios del libre mercado. Los funcionarios de Texas dicen que la energía eólica y solar desempeñará, casi con seguridad, un rol significativo y creciente en el abastecimiento, aunque los subsidios que brinda el gobierno federal disminuyan en los próximos años.
 
‘Estamos en el tercer capítulo de un libro con 50 capítulos’, afirmó Joel Mickey, director de diseño y desarrollo de mercado del operador de la red eléctrica del estado, el Consejo de Confiabilidad del Servicio Eléctrico de Texas, o Ercot por su sigla en inglés.

Últimas noticias

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la Bioferia, el festival sustentable más grande de Latinoamérica

Bioferia, el festival sustentable, donde la Ciudad tendrá su stand con propuestas de emprendedores de triple impacto