Este biodigestor gigante transforma los desechos orgánicos en energía para 3.000 hogares

El desperdicio de alimentos es un problema mundial porque casi una quinta parte de toda la comida del mundo termina en la basura de las casas, los restaurantes y otros servicios alimentarios, asegura un informa de la ONU para el medio ambiente. Esto no es solo un problema de los países ricos, sino que se ve muy presente en países pobres también.

Todo ese desperdicio tiene importantes efectos ambientales y un fuerte impacto en el cambio climático. “Disminuir el desperdicio de alimentos reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero y la velocidad de la destrucción de la naturaleza. Al mismo tiempo, mejoraría la disponibilidad de alimentos y, por lo tanto, reduciría el hambre y ahorraría dinero en un momento de recesión mundial”, dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Por eso hay una creciente necesidad de crear políticas para frenar el crecimiento de los residuos. Es un hecho que los residuos orgánicos siempre existirán, pero hay soluciones que ayudan a lidiar con estos desperdicios de alimentos. Así lo demuestra una ciudad de Australia.

Primero nos preguntamos ¿Qué es biodigestor? Y resulta que el biogás es el gas producido desde materia orgánica a través de su biodegradación anaeróbica. Este proceso se realiza en contenedores llamados “biodigestores” o “digestores biológicos” que cumplen funciones específicas como descomponer la materia orgánica, disminuir la cantidad de desechos, y son fuente de energía limpia.

En la ciudad de Cocknburn, en la región de Perth, Australia existe una planta de bioenergía, en donde los alimentos que sobran de los restaurantes y supermercados están generando una gran cantidad de energía para su autoalimentación y para cubrir las necesidades de 3000 hogares cercanos.

Esta gestión adecuada y sostenible de los residuos puede ser de gran valor para todas las ciudades del mundo, porque la materia prima – los desechos de comida – es inagotable.

¿Cómo es el proceso de este biodigestor?

La comida es recolectada desde ciertos puntos por camiones. Luego pasan por distintos equipos que se encargan de eliminar cualquier empaque y otros contaminantes. Posteriormente, el material es mezclado con agua dando como resultado una especie de sopa pastosa.

Con eso se “alimenta” a la gran maquina que es el biodigestor. Su principal función es digerir toda esa comida para liberar gas metano, el cual es capturado para producir electricidad. Se calcula que dos biodigestores combinados pueden producir hasta 2,4 megavatios.

Además, también se genera un fertilizante orgánico y líquido que se agrega a las pilas de abono y el resto se vende a los agricultores.

Clare Courtauld es una trabajadora de la educación sobre residuos de la ciudad y opina que el desperdicio de alimentos debe verse como un recurso valioso, tal como lo han demostrado como el biodigestor. Ahora mismo se ahorran 81mil kilos de CO2 al convertir 43 toneladas de desecho en energía.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Noruega se encamina hacia una arquitectura verde y eficiente

Sus edificios siguen un principio de sostenibilidad para que produzcan su propia energía y ...

Argentina: YPF proyecta construir un parque eólico en Manantiales Behr

La división de energía eléctrica contempla la instalación de 30 aerogeneradores con una potencia ...