Innovadores paneles solares generan agua limpia en el desierto

La mayor parte de la energía que generan los rayos solares sobre un panel solar se desperdicia. De toda la energía que llega al panel, se obtiene un 20% de electricidad, mientras que la mayor parte se convierte en calor. Este calor podría ser aprovechado para regar los cultivos en el desierto, según un nuevo sistema que genera agua por medio de la condensación.

El planeta necesita agua, energía y alimentos

El suministro regular y permanente de agua, además de la energía y los alimentos, son los tres factores esenciales e indispensables de la vida moderna. También son claves para el logro universal de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para el año 2030.

Pero el cambio climático en curso, ha modificado los nexos agua-energía-alimentos, lo que está exigiendo urgentemente diferentes enfoques para abordar los conflictos relacionados con la asignación de recursos entre estos sectores.

Con dicho objetivo, un grupo de científicos construyeron un sistema integrado impulsado por energía solar que ofrece una fuente de bajo costo de energía renovable, agua y alimentos. Agua en el desierto

La nueva energía agrofotovoltaica

El innovador sistema se denomina WEC2P (Sistema de Coproducción Agua-Electricidad-Cultivo y utiliza un hidrogel especial para capturar el calor residual y condensar el vapor de agua para el riego.

El equipo investigador logró aumentar la generación de electricidad en un 10%, alcanzando un total de 30% de energía utilizable.

Combinando el riego, la agricultura y la energía fotovoltaica, el diseño conceptual es un avance prometedor para un tipo de energía solar integradora, denominada agrofotovoltaica.

Prueba del WEC2P en un cultivo del desierto

El equipo de investigación probó uno de sus modelos de prueba en el árido clima de Arabia. La experiencia se hizo con plantas de espinaca durante dos semanas, en pleno verano.

El experimento arrojó una tasa de éxito del 95%, con 57 de las 60 semillas brotando y creciendo a una altura normal, utilizando solo los 2 litros de agua que el propio sistema condensó.

El doctor Peng Wang, investigador jefe del proyecto, explicó que el objetivo final de sus trabajos es crear un sistema integrado de producción de energía limpia, agua y alimentos, que marque diferencias con los sistemas actuales.

Adelantó que su equipo ya está trabajando en el desarrollo de un hidrogel más absorbente que pueda generar cantidades aún mayores de agua.

Wang comparte plenamente los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por las Naciones Unidas, y espera que sus diseños puedan convertirse en sistemas descentralizados de generación de energía y agua limpia, para iluminar hogares y regar cultivos.

Comparte esta buena noticia en tus redes sociales o deja tus comentarios sobre este desarrollo del WEC2P, el Sistema de Coproducción Agua-Electricidad-Cultivo.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Dow e INVAP invertirán en energía eólica en Río Negro

Las dos empresas firmaron un acuerdo marco para el desarrollo energético sustentable. Prevé una ...

energías-renovables

El plan alemán reemplazar el carbón y la energía nuclear por renovables

Algunos críticos dicen que es imposible para un país eliminar el carbón y la ...

Europa: la energía eólica crecerá más de un 60% hasta 2020 y generará 100.000 empleos

Se obtendrán 442 TWh de electricidad, que cubrirán el 14,9% del consumo eléctrico europeo ...