Inventan una mochila solar para dar luz a chicos que no tienen electricidad

Mike Bellot, un joven de 26 años de edad, nacido en Haití, llegó a Taiwan hace 4 años para estudiar política mundial y comercio internacional en la Universidad de Tamkang. Mientras estudiaba en Taiwán para obtener su maestría, Mike Bellot recibió la noticia de que su primo falleció al estar estudiando a la luz de las velas y quedarse dormido; todo esto sucedió porque no tenía acceso a la electricidad para estudiar en Haití.

Esto lo motivó a desarrollar una mochila escolar con energía solar que no solo proporciona luz para leer y estudiar, sino también energía para cargar teléfonos móviles y tabletas.

En Haití, la electricidad no está disponible para muchos ciudadanos, solo alrededor del 40 por ciento de los haitianos tiene acceso a la electricidad, con un consumo anual promedio de solo 21 kilovatios (KWH) por persona. Aunque Haití tiene un potencial sustancial de energía renovable, el país aún enfrenta desafíos importantes para obtener acceso a energía limpia y renovable.

La pasión de Bellot por crear una solución para proporcionar luz barata, sostenible y accesible no se limitó solo a los haitianos, sino a los más de mil millones de hogares en todo el mundo que no tienen acceso a la electricidad para que sus hijos puedan estudiar de noche.

“Solo Bag” el emprendimiento de Bellot, está equipado con un panel solar, una batería integrada, un puerto USB y un GPS para localización y una lampara LED integrada la cual permitiría a los estudiantes que no tienen acceso a la electricidad estudiar, hacer las tareas con total seguridad y a un mínimo costo.

Durante el día absorbe la luz solar, la energía se almacena en un banco de baterías que emite luz ecológica y sostenible durante la noche.
Luego, un estudiante puede usar la luz para estudiar y hacer su tarea por la noche. Con una hora de exposición al sol, el bolso acumula suficiente energía para proporcionar luz por seis horas y recargar teléfonos móviles durante dos horas.

Además de eso, Mike recolecta residuos plásticos en Haití, los limpia y los recicla para crear la tela que se usa en la mochila. Espera que su invento influya en más personas para que sean innovadoras en lo que están haciendo.

En 2019, una escuela local en Haití, The Joseph School, anunció que proporcionará Solo Bags a sus estudiantes y al personal. “La escuela Joseph está invirtiendo en Solo Bag para todos sus estudiantes y personal. Como sabemos que la mayoría de nuestros estudiantes no tienen acceso a electricidad regular, realmente creemos que esto ayudará a nuestros estudiantes a estar más seguros y a tener más éxito ”, dijo la escuela en un comunicado.

Tags:

Esto tambien te puede interesar