La esponja solar: almacena energía a partir de pilas de combustible de hidrógeno y paneles solares

Australia es uno de los países que más está apostando e invirtiendo en el desarrollo de la tecnología de las celdas de combustible de hidrógeno como una opción viable para el futuro siempre que esté respaldada por fuentes de energía renovable.

A través de la empresa It Matters To You, el especialista en el reciclaje y eliminación de automóviles más grandes del país, se ha dado a conocer un nuevo sistema de almacenamiento de energía llamado LAVO HESS desarrollado para alimentar hogares y negocios, pero que también tiene potencial de utilización en la industria automotriz.

Aunque el uso de la tecnología de las celdas de combustible de hidrógeno en la industria del automóvil sigue siendo controvertido, ya que muchos afirman que sus desventajas superan con creces sus beneficios, el hidrógeno obtenido a partir de fuentes de energía renovable sigue posicionándose como una solución a largo plazo para muchas aplicaciones de movilidad. Entre ellas sobre todo el transporte pesado cuya electrificación a base de baterías es complicada, dado el enorme peso y tamaño que requieren estos vehículos, además de unos tiempos de recarga en muchas ocasiones incompatibles con la productividad.

LAVO Hydrogen Technology Limited está desarrollando lo que afirma ser un “innovador sistema de almacenamiento de energía”, llamado LAVO HESS (sistema de almacenamiento de energía de hidrógeno), que está diseñado para alimentar hogares y negocios. La tecnología se presenta cómo la primera batería de hidrógeno híbrida integrada del mundo, que se combina con paneles fotovoltaicos de techo para ofrecer un fuente de energía duradera y fiable.

Según el fabricante, este sistema actúa como una “esponja solar”, integrándose con los paneles solares para captar energía renovable. El sistema LAVO empleará pilas de combustible PEM que se alimentarán del hidrógeno que se obtiene del agua y que es absorbido por el hidruro metálico patentado de LAVO, en el que se almacena, dentro de un recipiente seguro, de manera fiable y a largo plazo. Diseñada para ser portátil y versátil, la tecnología de LAVO ha sido perfeccionada para su uso en una amplia gama de aplicaciones diarias. Una de ellas es la bicicleta eléctrica LAVO del estudio de diseño holandés, StudioMom, un concepto de transporte modular, compacto y alimentado por hidrógeno.

En un edificio, con 40 kWh de capacidad, es capaz de almacenar suficiente energía solar para proporcionar electricidad a un hogar normal durante dos días. El diseño ha sido estudiado para ser duradero y capaz de funcionar en temperaturas extremas. Además, todos sus parámetros se pueden monitorizar y controlar a través de una aplicación dedicada.

Una futura instalación situada en el desarrollo urbano Greater Springfield, en Queensland, fabricará las celdas de combustible para este sistema híbrido de almacenamiento de energía. LAVO también ha trabajado con la Universidad de Queensland en el desarrollo de esta innovadora solución energética. Por ahora, solo alimentará hogares y empresas, pero según It Matters To You, tiene potencial para poder utilizarse en la industria del automóvil. Esta instalación de fabricación de celdas de combustible de hidrógeno, que debería entrar en funcionamiento a finales de año, ayudará a avanzar en la transición de la movilidad hacia alternativas de combustible sostenible.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Chile: El Colegio de Santiago instala placas fotovoltaicas

Incorporó 150 metros cuadrados de placas solares, lo que les ha permitido incluso vender ...

El avión solar se apresta a cruzar el Atlántico

El próximo destino del Solar Impulse 2 es Europa en una inquietante travesía sobre ...