La NASA prueba una nueva tecnología para crear naves espaciales que levitan con energía solar

Más leídas

La NASA está experimentando con una nueva tecnología capaz de hacer levitar objetos sin la intervención de motores o combustible con la intención de ahorrar este valioso material en sus futuras misiones. Debido a que este elemento provoca grandes pérdidas para la agencia espacial estadounidense y consume demasiados recursos no renovables de la Tierra, una alternativa estaría siendo evaluada mediante este proyecto.

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio pretende desarrollar un sistema potenciado por energía solar para que sus futuras naves puedan despegar sin utilizar combustible. No obstante, debido a que es sumamente complejo llevar a cabo lograr esto solo mediante paneles solares, los científicos de la agencia buscan bases de energía alternativas que ahorren dinero y que sean más amigables con nuestro planeta.

La levitación con energía solar, nuevo proyecto de la NASA

La investigación de la NASA realizada en conjunto con los científicos de la Universidad de Pensilvania tiene como objetivo la creación de naves espaciales potenciadas mediante energía solar. De momento, la tecnología ya pudo ser probada con éxito en objetos pequeños y ahora está siendo aplicada con escalas para que pueda ser utilizada en la exploración espacial eventualmente.

El proyecto consta de mecanismos de levitación para mantener a la nave en los cielos sin la necesidad de usar combustible convencional. Además, contiene propulsión fotoferética que “surge cuando un sólido se calienta en relación con el gas ambiente a través de la iluminación, induciendo el intercambio de momento entre el sólido y el gas” según la explicación de la unidad de investigación.

Otros detalles del nuevo proyecto de la NASA

La NASA busca que la nave con esta nueva tecnología se eleve hasta unos 50 mil u 80 mil metros de altura. Esta altura podría ser considerada baja en la que los aviones no pueden llegar a transitar porque el aire resulta muy denso y lo suficientemente alta como para poder desempeñarse como un satélite sin que pueda ser tocado por meteoritos.

Para que logre funcionar correctamente, la nave debe ser fabricada con elementos nanoscópicos que le brinden una composición bastante ligera. Una vez alcance la altura idónea, deberá poder moverse de forma horizontal. Según la NASA y los científicos de la Universidad de Pensilvania, un dispositivo de estas características servirá para descubrir misterios relacionados al clima y las diferentes capas de nuestra atmósfera.

Últimas noticias

14 pingüinos regresaron al mar tras ser rescatados con cuadros de desnutrición

Descubre cómo un grupo de pingüinos magallánicos regresó al mar después de ser rehabilitados por la Fundación Mundo Marino.