Un nuevo motor hidrógeno para el nuevo avión de pasajeros de Airbus

Airbus lo apuesta todo al hidrógeno y acaba de anunciar que va a comenzar el desarrollo de la tecnología para tener su primer avión en servicio para el año 2035. Un “avión de emisión cero” que estará equipado con nuevos motores que usarán hidrógeno como combustible, no con células de hidrógeno que producen electricidad.

La corporación aeroespacial europea lleva tiempo explorando el hidrógeno como sustituto del combustible fósil para crear aviones con cero emisión de CO2, lo que la compañía llama ZEROe. Pero esa exploración — que resultó en una serie de conceptos anunciados en 2020, que incluían desde aviones convencionales hasta aviones de fuselaje integrado similares a los bombarderos B-2 americanos — no se ha materializado en un programa con un objetivo comercial concreto hasta ahora.

Cómo funciona

Según Airbus, el avión de hidrógeno que quiere producir no usará la tecnología de células de hidrógeno o pilas de combustible, que produce electricidad mediante un proceso químico que combina hidrógeno y oxígeno, creando agua pura como único residuo.

Airbus afirma que trabajarán con una compañía llamada CFM International — una alianza al cincuenta por ciento entre General Electric y Safran Aircraft Engines — para modificar “el quemador, el sistema de combustible y el sistema de control de un turbohélice GE Passport para funcionar con hidrógeno”.

La multinacional europea dice en su nota de prensa que el motor se está ensamblando en los Estados Unidos y “fue seleccionado para este programa debido a su tamaño físico, maquinaria turbo avanzada y capacidad de flujo de combustible”.

El anuncio no da más detalles técnicos así que no podemos evaluar cómo conseguirán sus objetivos de emisiones cero con estos motores. Por la descripción, no parece que vayan a evitar totalmente la emisión de CO2 u otros gases. Para probar los nuevos motores, los montarán en el fuselaje trasero de un Airbus A380 que actuará de banco de pruebas en vuelo. En estos vuelos de prueba, que seguirán a un “largo periodo de pruebas en tierra”, medirán las emisiones de los nuevos motores.

Por qué hidrógeno en vez de baterías

Al contrario que con coches y camiones eléctricos, el funcionamiento de aviones de media y larga distancia con baterías es imposible dada la baja densidad energética de esta tecnología. El peso de las baterías es demasiado grande para compensar la energía que aportan para el vuelo del avión. Otras compañías quieren poner en marcha flotas de aviones pequeños de corta distancia que sí utilizarán baterías.

United Airlines, por ejemplo, usará aviones de baterías de la sueca Heart Aerospace para vuelos de corta distancia y muy pocos pasajeros usando el avión ES-19. El 19 es por los 19 pasajeros. La compañía aeronáutica sueca con base en Göteborg asegura que su rango es de 400 kilómetros pero mejorará con el paso del tiempo y nuevas tecnologías de baterías.

Según United, esta flota podría comenzar a operar en 2026, un objetivo optimista. Pero, para el gran transporte de pasajeros y mercancías de corta, media y larga distancia, el uso de las baterías actuales es absolutamente imposible y el hidrógeno es la única opción, como apunta Airbus. Esperemos que su objetivo de tenerlos en marcha para 2035 se cumpla.

Tags:

Esto tambien te puede interesar