VIDEO | Nueva tecnología fotovoltaica flotante en alta mar capaz de operar en condiciones marinas adversas

Más leídas

Los socios belgas Tractebel, DEME y Jan De Nul presentan SEAVOLT©, una nueva tecnología fotovoltaica flotante en alta mar. Esta tecnología es fruto de la investigación y el desarrollo conjuntos, que combinan los conocimientos de expertos en energía solar, medio ambiente y alta mar.

La combinación de instalaciones solares flotantes en alta mar con emplazamientos eólicos marinos tiene el potencial de añadir grandes volúmenes de capacidad renovable adicional.

La tecnología SEAVOLT (pendiente de patente) puede soportar las duras condiciones de alta mar y crear grandes superficies protegidas de las olas. El diseño modular permite una fácil adaptación a diferentes emplazamientos y demandas.

Entre sus ventajas se encuentran la producción local de energías renovables y la posibilidad de instalar los paneles en parques eólicos marinos (cuando las autoridades locales permitan concesiones de uso múltiple). Otra ventaja es la adición de grandes volúmenes de capacidad de energía renovable en un plazo relativamente corto.

Instalación piloto frente a la costa belga

Los socios, junto con la Universidad de Gante, iniciaron hace cuatro años el proyecto de investigación MPVAQUA (Acuicultura FV Marina), financiado por VLAIO (Agencia de Innovación y Emprendimiento del Gobierno flamenco) en el marco del Blue Cluster. Se desarrolló un concepto de flotador marino junto con una investigación inicial sobre los efectos en el ecosistema marino, la integración de la acuicultura y una evaluación financiera.

Tras las pruebas de laboratorio, los socios están desarrollando actualmente una instalación de prueba en alta mar que se pondrá en marcha frente a la costa belga en el verano de 2023. Además, se están poniendo en marcha vías paralelas centradas en el ecosistema, el medio ambiente y la rentabilidad con el apoyo del Fondo de Transición Energética y el Fondo Federal de Relanzamiento.

La energía solar y la eólica son complementarias

El interés del sector fotovoltaico por los emplazamientos marinos se debe a la escasez de suelo, combinada con la necesidad de producción local y la rápida aceleración de la transición energética.

La tecnología fotovoltaica se desarrolla más rápido que nunca: El hito «mágico» de 1 TW de capacidad instalada se alcanzó en 2022, la necesidad de producción local de energías renovables está aumentando drásticamente y la complementariedad entre la tecnología eólica y la solar se ha confirmado en todo el mundo.

Dado que las autoridades permiten las concesiones multiuso y la infraestructura de red muestra un buen potencial para el uso combinado, la adición de energía solar flotante en alta mar a los emplazamientos eólicos marinos actuales y futuros presenta una oportunidad para añadir grandes volúmenes de energía renovable adicional.

“Del mismo modo que hemos visto cómo la tecnología eólica se desplazaba de tierra al mar, estamos asistiendo a la extensión de todo el sistema energético hacia emplazamientos marinos. Junto con la producción de combustibles ecológicos en alta mar, las islas energéticas en alta mar, los interconectores y las posibles soluciones para el almacenamiento de energía, creemos que la energía fotovoltaica flotante en alta mar tiene un importante papel que desempeñar en la aceleración de la transición energética. Aunque esta tecnología aún está en pañales, estamos convencidos de que con socios tan fuertes a bordo estamos dando a SEAVOLT todas las oportunidades posibles de éxito”, dice Philippe Van Troeye, Consejero Delegado de Tractebel.

“Con nuestro objetivo de trabajar por un planeta sostenible, DEME demuestra una vez más su espíritu pionero. Trabajando en estrecha colaboración con socios de ideas afines, hemos desarrollado SEAVOLT, una nueva solución de energía renovable que tiene un gran potencial para acelerar la transición hacia una energía limpia. DEME cuenta con décadas de conocimientos sobre lo que significa operar en un entorno marino, y ya somos el contratista líder en el sector eólico marino. Creemos que la combinación de energía solar y eólica en alta mar ofrece fantásticas oportunidades de futuro”, agrega Luc Vandenbulcke, Consejero Delegado de DEME.

“Estamos encantados de lanzar la tecnología SEAVOLT, que representa la culminación de años de duro trabajo e innovación en tecnología fotovoltaica offshore junto con nuestros socios. SEAVOLT es una solución fiable, rentable y respetuosa con el medio ambiente que puede desplegarse incluso en las condiciones marinas más adversas. A medida que la industria eólica marina sigue creciendo, creemos que tiene el potencial de desempeñar un papel crucial en la optimización del uso del espacio en el mar complementando los parques eólicos marinos. Nos entusiasma ver cómo SEAVOLT dará forma al futuro de las energías renovables y contribuirá a un futuro más sostenible”, concluye Philippe Hutse, Director de Offshore de Jan De Nul Group.

Últimas noticias

Alerta en Entre Ríos por la posible venta de 190 mil hectáreas en el delta del Paraná

Crece la preocupación por proyecto de ley que permite la venta de humedales en el delta del Paraná en Entre Ríos.