A 28 años del Protocolo de Montreal, la capa de ozono se recupera

Más leídas
Ya se están notando los resultados del Protocolo de Montreal, puesto que la capa de ozono está en mucho mejor forma de lo que hubiera estado sin este acuerdo internacional de la ONU.

 
‘Nuestra investigación confirma la importancia del Protocolo de Montreal y muestra que ya hemos tenido beneficios reales. Sabíamos que nos salvaría de una gran pérdida de ozono en el futuro, pero ralmente ya estamos más allá del punto en el que las cosas se habrían vuelto notablemente peores’, afirmó el autor principal del estudio, el profesor Martyn Chipperfield, de la Escuela de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Leeds, en Reino Unido.
 
Aunque el Protocolo de Montreal entró en vigor en 1987 y restringe el uso de sustancias que agotan el ozono, las concentraciones atmosféricas de estas sustancias nocivas siguieron aumentando, ya que pueden sobrevivir en el ambiente por muchos años.
 
Las concentraciones alcanzaron su punto máximo en 1993 y posteriormente se han reducido. ‘El agotamiento del ozono en las regiones polares depende de la meteorología, especialmente la aparición de temperaturas frías a unos 20 km de altitud; las temperaturas más frías provocan más pérdida’, explicó Chipperfield.
Últimas noticias

La Unión Europea prohíbe exportar residuos a terceros países

Reglamento europeo actualizado sobre exportar residuos transfronterizos. Mantente informado y evita amenazas a la salud y al medio ambiente.