Advierten que si no se cumple el acuerdo de París se duplicaría el calentamiento

Desde la revolución industrial, la Tierra ha visto aumentar ya su temperatura 1,2 grados (según la Organización Meteorológica Mundial), una alza que es sinónimo de episodios de olas de calor, deshielos en los glaciares, subidas del nivel del mar, así como sequías prolongadas y grandes tormentas.

 
Las contribuciones o planes de acción climática anunciadas por los firmantes del acuerdo de París, comunicadas en 2015, parecen ser insuficientes. Si se convirtieran en realidad, el mercurio seguiría subiendo igualmente hasta alcanzar un aumento de entre 2,8ºC y 3,1ºC. De ahí que exista la necesidad de elevar el listón de la ambición política.
 
El Acuerdo de París entró en vigencia el 4 de noviembre, en un tiempo récord si se compara con el Protocolo de Kioto, donde este proceso demoró siete años.
 
El gran pacto del clima ha sido ratificado ya por todos los grandes países emisores y otras tantas naciones, que suman casi el 90 % de los gases mundiales, y pese a que la victoria electoral de Trump en EE.UU. sorprendió en plena celebración de su veloz entrada en vigor en la cumbre del clima de en Marrakech, en noviembre, no provocó fisuras sino un cierre de filas en defensa del acuerdo.
 
Ningún país dio señales en Marrakech seguir al presidente electo estadounidense si abandonaba el pacto tal como prometió en campaña, y muy al contrario los otros grandes emisores (UE, China, India o Brasil) se apresuraron a manifestar que la transición hacia una economía baja en carbono es ‘irreversible’.
 
Los países firmantes deben presentar su contribuciones nacionales en 2020; pero numerosos expertos y grupos ecologistas desean que en 2018 la reunión prevista para evaluar los avances ya realizados se convierta en una verdadera revisión de las metas, visto que se quedarán cortas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar