viernes, diciembre 2, 2022

Amazonas al límite, 10 amenazas que demuestran que corre un grave peligro

Más leídas

La Amazonía, también por sinécdoque llamada Amazonas en honor al río que la atraviesa, y a su vez en el de las mujeres guerreras que se creía que habitaban la región, es la vasta región de América del Sur que repartida entre 9 países que comprende la selva tropical de la cuenca fluvial del río Amazonas.

Con más de 7.000.000 millones de kilómetros de extensión, la selva amazónica es considerada el bosque tropical más extenso del planeta, además de una de las ecorregiones con más biodiversidad de la Tierra.

Se trata de una selva de exuberante y tupida vegetación, siempre verde debido a las altas temperaturas y la elevada humedad que caracterizan al ecosistema, al cual en algunas ocasiones se le ha etiquetado indebidamente como el pulmón del planeta por su importante papel en la regulación del carbono atmosférico.

En ella, aparecen representadas todas las especies de la flora tropical sudamericana, muchas de las cuales sin clasificar, además de una enorme cantidad de especies animales de todas las clases y más de 400 comunidades indígenas diferentes. Sin embargo, en las últimas décadas, la creciente oleada de presiones que se han venido tejiendo sobre este ecosistema, uno de los más diversos e importantes para nuestro planeta, han dado lugar a que la Amazonía este a día de hoy más amenazada que nunca. A continuación enumeramos algunos de los mayores peligros a los que se enfrenta.

Deforestación

Uno de los mayores problemas que enfrenta la selva tropical del Amazonas es la pérdida de su masa arbórea, debido a la tala indiscriminada y a la quema de grandes áreas del ecosistema. Algunos estudios indican que para el año 2030 la Amazonía podría haber perdido cerca de un tercio de la densidad de su vegetación actual, los que se traduce en más de 85 millones de hectáreas. De hecho, solo entre los años 2000 y 2013 la Amazonia perdió el 4,7 % de sus bosques, pasando de tener 575 millones de hectáreas a 548.

  Estas son las ciudades menos contaminadas del planeta

Incendios

Dada la gran masa forestal de la Amazonía, los incendios son otra grave amenaza al ecosistema a tener el cuenta. De hecho, durante el mes de agosto de 2022 se registró el mayor número de incendios simultáneos en la región desde el año 2017. En esta ocasión se contabilizaron hasta 3.358 focos repartidos por todo el territorio y que se achacan mayormente a la deforestación y el desbroce de áreas de pastoreo, ya que los incendios naturales en la Amazonía, por sus características, son fenómenos bastante improbables.

Minería y explotación de hidrocarburos

Por haber sido una zona de la Tierra relativamente inaccesible durante la mayor parte del pasado, la Amazonía en la actualidad sigue contando con algunas de las mayores reservas minerales y de hidrocarburos del mundo en la actualidad. De hecho, según un informe presentado por la asociación ecologista WWF, el 15% del bioma amazónico se ve afectado en la actualidad por algún tipo de explotación minera o para la extracción de gas o petróleo. De entre todas estas amenazas la más importante de todas respecta a la minería del oro debido al empleo del mercurio en su refinamiento: un potente contaminante del agua y la Tierra.

Represas hidroeléctricas

El incremento en la construcción de presas para la producción de energía eléctrica es otra de las graves amenazas que enfrenta la biorregión. Su incremento en los últimos años amenaza el flujo natural de los ríos, los procesos de transporte de sedimentos, además de poner en peligros los procesos de migración de algunos peces o especies tan icónicas como el delfín de río del amazonas. En la actualidad existen 154 presas hidroeléctricas en la región, sin embargo, existen hasta 277 proyectos para construir otras nuevas.

  OPDS realizó controles sobre la calidad del aire en San Nicolás por los incendios forestales

Agricultura intensiva

Se trata de un tema muy relacionado con la deforestación, ya que en los últimos años grandes extensiones de terreno han sido liberados de árboles para ser ocupados por terrenos agrícolas, principalmente destinados a la producción de soja o para la alimentación del ganado. Otros de los cultivos que más se expanden por la Amazonía es el de la palma de aceite, de muy rápido crecimiento, y que se une además a un aumento del terreno dedicado a la ganadería para la producción de leche y carne.

Vías de transporte

Otro de los grandes impactos generados en la Amazonía procede de las construcción de nuevas vías de transporte, ya se trate de carreteras, vías férreas o del aprovechamiento de las vías fluviales, la mayoría relacionadas con el aumento de la exportación de productos hacia nuevos mercados, sobre todo asiáticos.

Cambios en la legislación

La cada vez mayor capacidad y ánimo de explotación de los recursos naturales que alberga la Amazonia, esta dando lugar a una progresiva debilitación de las leyes con carácter ambiental destinadas a proteger los espacios de especial importancia natural en varios países de la Amazonia, amenazado directamente o reduciendo las áreas naturales protegidas de la actividad humana.

Pesca indiscriminada

Muchas de las comunidades autóctonas de la Amazonía sobreviven gracias a la realización a pequeña escala de actividades como la pesca y la caza. No obstante, en los últimos años la llegada de grandes empresas a ciertos caladeros específicos del río Amazonas están sobreexplotando el ecosistema fluvial, creando un desequilibrio importante que podría tener efectos a largo plazo.

Inseguridad

La gran extensión del Amazonas, unida a la gran importancia y abundancia de recursos, ha propiciado que la explotación de los intereses económico no siempre proceda de vías legalmente reguladas, dando lugar al establecimiento en el territorio de mafias que pretenden adueñarse del control de lo recursos o de organizaciones dedicadas al narcotráfico, las cuales amenazan tanto la seguridad de sus habitantes como la posibilidad del cumplimiento de una legislación que garantice la correcta explotación de los recursos.

  Inventan una turbina eólica que genera electricidad y agua potable al mismo tiempo

Cambio climático

A día de hoy, una de las mayores amenazas para la Amazonia es el cambio climático. Unido a la perdida de masa forestal y al aumento de los incendios, muchos científicos piensan que con el paso del tiempo este ecosistema podría perder su capacidad de absorción de carbono, algo que no solo afecta a la estabilidad actual de los bosques amazónicos en la actualidad, si que a largo plazo podría incidir en el balance climático en todo el mundo.

Últimas noticias

Científicos reviven un “virus zombi” que estuvo 48.500 años congelado en el permafrost de Siberia

El aumento de las temperaturas está provocando el "despertar" de antiguos patógenos que podrían suponer una amenaza para la salud pública

Noticias relacionadas