Antártida: los dos barcos atrapados salen de su trampa de hielo

Los dos barcos que estaban atrapados en el hielo de la Antártida se han soltado este martes por sus propios medios y han comenzado a avanzar. El buque ruso Akadémik Shokálskiy quedó atrapado en el hielo de la Antártida el pasado 24 de diciembre, y el rompehielos chino Xue Long, que había acudido a su rescate, quedó bloqueado el pasado jueves. El Akadémik navega por delante, con los 22 miembros de la tripulación a bordo, mientras que en el Xue Long viajan 101 pasajeros según medios chinos.

 
Un cambio en el rumbo del viento ha formado una grieta en el hielo donde han entrado los barcos, que poco a poco se dirigen hacia el norte, ha explicado el capitán del barco ruso Igor Kiseliov, citado por medios rusos. “Vamos maniobrando a velocidad lenta y hemos avanzado ya 20 millas”, ha añadido. El barco se encontraba atrapado en la bahía de Commonwealth, a unos 2.778 kilómetros al sur de la ciudad australiana de Hobart, en la isla de Tasmania. El estadounidense Polar Star, que se dirigía hacia los buques para ayudar con el rescate, no ha tenido que intervenir.
 
El pasado jueves fueron evacuados por el helicóptero chino 52 pasajeros del barco ruso -científicos, turistas y periodistas-, al australiano Aurora Australis, según la Autoridad Marítima Australiana, coordinadora de la operación. Este buque se mantuvo por la zona por si tenía que intervenir después de que el Xue Long también quedara atrapado en el hielo.
 
 
Los pasajeros actualmente se dirigen hacia Casey, la base científica australiana en el continente helado, donde el barco de rescate tiene que terminar una misión científica antes de volver a tierra firme. Se espera que alcancen la base este martes por la noche, y el gobierno australiano prevé que el buque de rescate atracará en Australia a mediados de enero.
 
Después de que el Akadémik pidiera ayuda el pasado día de Navidad, los intentos de rescate se frustraron varias veces debido al mal tiempo hasta que finalmente el 3 de enero se completó la evacuación. El buque ruso, construido en Finlandia en 1982, rememoraba la expedición que produjo el primer estudio geográfico completo de la Antártida, realizada entre 1911 y 1914 por el australiano Douglas Mawson. Además también debía medir la variación de los hielos y estudiar la fauna y la flora del continente.
 
La expedición ha sido vivamente criticada en los medios australianos, informa AFP, ya que la operación de rescate ha movilizado a cuatro buques científicos (el chino Xue Long, el francés Astrolabe, el australiano Aurora y el estadounidense Polar Star), desviándolos de sus proyectos. El árido clima del continente solo permite llevar a cabo estas expediciones durante un periodo relativamente corto de tiempo.

Tags: