Cataluña autorizó la alimentación de aves carroñeras en 100 ayuntamientos

Se dio a conocer la orden que fija las condiciones para alimentar aves carroñeras de interés comunitario en Cataluña, España, delimitando esta práctica a un centenar de municipios por encima de los 1.400 metros de altura, la mayoría de ellos en los Pirineos.

 
 De este modo, la Conselleria de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat regula las condiciones que deben regir en las explotaciones ganaderas ubicadas en zonas de protección, así como los requisitos para la creación de comederos específicos.
 
 Por un lado, los ganaderos podrán no recoger los animales muertos cuando no se trate de una explotación intensiva, siga ciertas normas sanitarias y vigile específicamente la encefalopatía espongiforme –que dio origen a la crisis de las vacas locas y con ella a la reorganización de la alimentación de aves necrófagas–.
 
Los comederos tendrán que estar vallados, ubicados a más de 500 metros de los núcleos de población, alejados de líneas eléctricas, cursos de agua y parques eólicos, y contar con una superficie superior a media hectárea, con escasa vegetación que permita la entrada y salida de las aves sin dificultad.
 
La orden, firmada por el conseller Josep Maria Pelegrí, considera zonas de protección para estas aves –buitres, quebrantahuesos y alimoches, principalmente– 15 municipios del Pallars Sobirà, 14 del Berguedà, 13 del Alt Urgell y la Cerdanya, 12 del Ripollès, 11 del Pallars Jussà, 9 de La Val d’Aran y 3 más de la Alta Ribagorça, la Noguera y el Solsonès.

Tags:

Esto tambien te puede interesar