Catamarca: más de 600 evacuados, daños y pérdidas millonarias por las lluvias en el este

Durante la madrugada del domingo un intenso temporal de lluvia, viento y rayos azotó gran parte de la zona del este de la provincia de Catamarca y afectó a las localidades de Bañado de Ovanta, Lavalle, Los Altos, Alijilán y Manantiales del departamento Santa Rosa, ubicado a 130 kilómetros de la ciudad Capital.

La tormenta que se inició a partir de las 21 produjo, en las cuestas del Totoral y del Portezuelo, derrumbes que bloquearon las principales rutas de accesos al sector.

 
Los vientos huracanados, que tuvieron una intensidad de 80 kilómetros por hora, y las fuertes precipitaciones no cesaron durante 8 horas seguidas en la noche de ayer, provocando la caída de más de 250 milímetros de agua cada dos horas; lo que generó, entre otras dificultades, el desborde del río Los Manantiales, principal cauce de la zona. En consecuencia, 15 arroyos y cuencas hídricas que dependen de éste se colapsaron y provocaron graves inundaciones, dejando a la población de Bañado de Ovanta prácticamente bajo el agua, como así también a otros parajes anegados.
 
Asimismo, de acuerdo a los primeros informes elaborados por el Comité de Emergencia que se conformó durante las primeras horas del hecho, no se registraron víctimas fatales. Sin embargo, 2600 personas fueron afectadas y 600 tuvieron que ser evacuadas de sus viviendas debido a las pérdidas totales, tras los altos niveles que alcanzó el agua que, según relataron los habitantes, superó el metro y medio de altura.
El Esquiu
 

Tags: