miércoles, septiembre 28, 2022

China alerta de “grave amenaza” a las cosechas de otoño por la sequía y el calor

Más leídas

Cuatro organismos chinos publicaron conjuntamente comunicados de emergencia por la “grave amenaza” que la persistente ola de calor y la sequía que azotan al país suponen para la próxima cosecha de otoño, recogió en las últimas horas la página web oficial del Gobierno chino.

Los ministerios de Agricultura y Asuntos rurales, Recursos Hidrológicos y el de Gestión de Emergencias, junto con la Administración Meteorológica del país, pidieron esfuerzos para “proteger las cosechas”, amenazadas “gravemente” en las últimas fechas por un “rápido desarrollo de la sequía y altas temperaturas”.

Dar un buen uso al agua disponible

Desde el 1 de agosto, más de 200 estaciones meteorológicas situadas en lugares como Zhejiang (este), Chongqing (centro), Sichuan (centro) y Shaanxi (centro) han registrado temperaturas superiores a los 40 grados.

Desde julio, las precipitaciones en la cuenca del río Yangtsé, el más largo de China y el tercero del mundo, han sido un 40 % inferiores a las del mismo período del año anterior, marcando así un mínimo desde 1961.

Por ello, los organismos gubernamentales demandan “dar un buen uso” a todo el agua disponible, “buscar nuevas fuentes de agua” y “reforzar la gestión científica de ríos, lagos y embalses”.

Según el comunicado, las autoridades habrán de proporcionar suficiente material para provocar lluvias, como se viene haciendo en las últimas semanas en las áreas más castigadas mediante el vertido en las nubes de sustancias condensadoras como el yoduro de plata, lo que acelera las precipitaciones.

Los organismos piden asimismo a los agricultores “medidas para estabilizar y aumentar” el rendimiento de las cosechas mediante el uso de fertilizantes o técnicas de enfriamiento con agua que protejan a los cultivos del calor.

  Perú suspendió la licencia al proyecto minero Tía María

Cultivos afectados por la sequía y menos energía hidroeléctrica

Recientemente, expertos chinos citados en medios locales avisaron de que la sequía y la ola de calor reducirían la próxima cosecha de soja y maíz porque mediados de agosto es un “período clave” para algunos cultivos en el curso medio y bajo del Yangtsé.

En las ultimas dos semanas, provincias dependientes de la energía hidroeléctrica como Sichuan (centro) han restringido el uso de energía a algunas industrias y la ciudad de Chongqing (centro), donde se alcanzarán este miércoles los 42 grados, ha limitado las iluminaciones del transporte público y las decorativas en las calles.

La sequía ha dejado estampas como gente en Chongqing cruzando en moto el normalmente caudaloso río Jialing, cuyo lecho ha quedado expuesto ante el descenso del nivel del agua, o el desvelo de esculturas budistas de 600 años de antigüedad hasta ahora cubiertas por el agua en esa misma ciudad.

Asimismo, en esa misma ciudad, las altas temperaturas han provocado incendios en zonas montañosas que se han saldado con la evacuación de miles de personas.

Sin embargo, ya existen indicios de que el calor comienza a remitir: la Administración Meteorológica de China emitió este miércoles una alerta naranja por altas temperaturas, inferior a la roja que llevaba publicando durante los doce días previos.

Periodos de calor más tempranos e intensos

La autoridad meteorológica vaticinó que, sobre todo a partir del 26 de agosto, bajarán las temperaturas en la orilla sur del Yangtsé y en algunas zonas de Sichuan, aunque el intenso calor podría continuar en el este de dicha provincia y en Chongqing hasta más adelante.

  Una "mariposa solar" gigante que volará por 90 países contra el cambio climático

El meteorólogo local Chen Lijuan explicó recientemente que los períodos de intenso calor, que empiezan “cada vez más pronto y acaban más tarde”, podrían convertirse en la “nueva normalidad” en el país asiático bajo “el efecto del cambio climático”.

Las uvas de un viñedo chino, convertidas en pasas

Un agricultor de Nanchong, en la provincia china de Sichuan (centro), compartió un vídeo en las redes sociales del país alertando de que las uvas que cultivaba se habían convertido en pasas debido a la ola de calor que azota el país.

El campesino lamentó que las altas temperaturas en la ciudad, que se han prolongado durante casi un mes, le están causando grandes pérdidas económicas, informa el diario oficialista Global Times.

Con los termómetros marcando los 40 grados en exterior, el interior de los invernaderos donde se hallaban las vides alcanzó los 50 grados, hecho que hizo que las 1,8 hectáreas de uvas bajo su cuidado se secasen hasta transformarse en pasas.

Se estima que las pérdidas superen los 300.000 yuanes (43.687 dólares, 43.982 euros), puesto que las pasas no se podrán vender por cuestiones de almacenamiento y otros problemas derivados.

El vídeo despertó la atención de los internautas del gigante asiático, tras lo cual muchos decidieron sacar sus uvas a los balcones para poder hacer pasas, aprovechando una ola de calor de una intensidad y persistencia inédita en décadas.

“Si la vida te da limones, haz limonada”, comentaba un internauta a través de la plataforma de vídeos cortos Kuaishou, dando a entender que aprovecharía las temperaturas para secar sus uvas.

  Argentina: Continúa la asistencia a más de 6 mil inundados

Las provincias centrales y meridionales de China están sumidas en una ola de calor y sequía que han afectado a la red hidroeléctrica nacional del país, dañado los cultivos y provocado incendios forestales.

Últimas noticias

Mujeres en lucha contra la desertificación en Jordania, una planta a la vez

La organización desarrolla plantones o árboles para ser trasplantados en invernaderos por una fracción del costo económico e hídrico.

Noticias relacionadas