sábado, diciembre 3, 2022

Chubut: Alerta por crecida de “marea roja” en Península Valdés

Más leídas

El intendente de Puerto Pirámides, Fabián Gandón, alertó hoy sobre “una crecida inusual “de lo que se conoce como “marea roja” en los golfos Nuevo y San José, que se ubican en el interior de Península Valdés, donde se constató la presencia de toxinas muy por encima de los valores habituales, y se investiga si esta situación provocó la muerte de al menos siete ejemplares de ballena franca austral ocurrida en los últimos días.

“Hemos pedido a la población que no consuma agua hasta tanto no se hagan los estudios porque tememos que, a través de la planta desalinizadora que toma del golfo para consumo, una vez tratada en el proceso de potabilización, pueda llegar a los tanques domiciliarios”, afirmó el jefe comunal.

Para describir la gravedad del problema, Gandón explicó que “lo normal para esta época del año es que se detecten en las muestras, cuanto mucho, la presencia de 6.000 Unidades Ratón (UR) en el agua, pero se detectaron -según me informan los especialistas- 18.000 en el Golfo Nuevo y 36.000 en el San José”.

Ambos golfos se ubican al sur y al norte de la Península Valdés, sobre el extremo noroeste del Chubut, que le dan a ese accidente geográfico la particular forma en el mapa de un hongo que se introduce en el mar.

En Puerto Pirámides, 200 kilómetros al norte de Rawson, la capital de Chubut, se espera para hoy la llegada de técnicos de salud ambiental para tomar muestras en la salida de la planta desalinizadora y así descartar o confirmar la presencia de toxinas.

  La provincia de Buenos Aires envía brigadistas al incendio en el Parque Nacional Los Alerces

“Tememos que las toxinas ingresen por los chupadores que tiene la planta desalinizadora y hasta que eso no se descarte le pedimos a los vecinos que no consuman el agua de red y solo se limiten a la limpieza, pero no a la ingesta“, insistió el intendente.

La particularidad del fenómeno que se conoce como “marea roja” viene por lo general acompañada por la recomendación de que no se consuman moluscos bivalvos y gasterópodos.

Esas especies, por su capacidad de filtración del agua para alimentarse, retienen las toxinas que pueden ser letales para quienes coman su apreciada carne, pues ni la cocción elimina la toxina.

Gandón indicó que, según le comentaron las personas que hacen avistaje, “se ven manchones de algas como nunca y se cree que eso pueda tener vinculación con la mortandad de ballenas”.

Ocurre que las toxinas permanecen en las formaciones de microalgas que flotan en los golfos y los ejemplares, en contacto con ellas, pueden haber consumido las toxinas que se verificaron en grandes concentraciones.

“Esa es una hipótesis”, reconoció el jefe comunal, quien indicó que sólo podrá ser ratificada por los análisis tras las muestras de órganos que hicieron los biólogos del Centro Nacional Patagónico, dependiente del CONICET, sobre los cadáveres de las ballenas.

“Nosotros hemos pedido desde la municipalidad que por favor no traigan más cadáveres de ballenas a la costa porque nos arriman el posible problema y si lo tienen que hacer vayan a otro lugar como por ejemplo Playa Colombo”, pidió Gandón.

El Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) confirmó en su último parte que se contabilizaron 9 ballenas muertas en el Golfo Nuevo durante los últimos días.

  Un "alga asesina" amenaza con destruir los arrecifes de coral en el Caribe

En el mismo comunicado, el ICB reconoce la posible “presencia de biotoxinas por floraciones algales nocivas, que es una de las hipótesis que están siendo evaluadas en relación a la muerte de las ballenas”.

Se cree que el número de cadáveres crecerá porque al menos dos de las ballenas encontradas estaban amamantando lo que lleva a deducir que las crías también corrieron la misma suerte.

El gobierno del Chubut desplegó banderas negras con un círculo rojo en distintas playas de Península Valdés para advertir sobre la presencia de marea roja a fin de que no se recolecten bivalvos.

“La marea roja es la proliferación de ciertas microalgas productoras de biotoxinas, que son concentradas por moluscos bivalvos y gasterópodos cuando filtran el agua de mar al alimentarse; volviéndose extremadamente tóxicos para el ser humano“, indica la recomendación del Ministerio de Salud chubutense.

Ni el mar ni los moluscos contaminados cambian su color, olor ni aspecto y su cocción no elimina la toxina, se advirtió.

Últimas noticias

Estudio revela qué característica comparten humanos y pulpos

Estos animales marinos invertebrados han sido calificados por la comunidad científica como animales muy inteligentes y sintientes..

Noticias relacionadas