martes, diciembre 6, 2022

El lago Titicaca está cada vez más contaminado

Más leídas
Una marejada equivalente a casi 2.500 piletas olímpicas de aguas negras ingresan cada año al Titicaca sólo desde la bahía de Puno, una de las 23 ciudades cuyos desagües fluyen al lago que Perú comparte con Bolivia.
 
Para los más de 750 mil turistas que lo visitan anualmente es un lugar místico; el lago navegable más cercano del cielo, a casi 4 metros de altitud. Para quienes viven en las orillas, la magia del glorioso pasado incaico no existe.
 
Juliaca, una ciudad cercana donde aterrizan los turistas internacionales en Perú, produce 200 toneladas diarias de basura y sus habitantes arrojan gran parte a un río que se ha convertido en una compacta faja transportadora de desperdicios que llega al Titicaca.
 
Lo mismo ocurre con otras dos decenas de ciudades asentadas alrededor del lago que tampoco cuentan con plantas de procesamiento de aguas servidas ni sistemas de recojo de residuos sólidos.
  El segundo río más importante de Colombia se está secando
Últimas noticias

Fiebre ecologista en Holanda: cerrará 3.000 explotaciones agrícolas para no contaminar

El cierre de estas explotaciones se efectuará mediante expropiaciones a los agricultores y ganaderos.

Noticias relacionadas