La bajante del caudal del Río Paraná afectó a más de 100 especies de peces

La magister en Ecología Acuática Continental, Gladys Garrido, explicó el impacto negativo que tiene la bajante del caudal del Río Paraná en la fauna íctica, donde más de 100 especies de peces se ven afectados por la crisis hídrica que afecta a la región.

Mediante un trabajo de investigación realizado por un grupo de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) a través de un monitoreo realizado en conjunto con la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), se determinó que en el tramo de río que va desde Santo Pipo a Ituzaingó, Corrientes, se vieron afectados más de 120 especies de peces por el bajante del caudal.

En ese sentido Garrido explicó que no en todos los tramos del Río Paraná el daño es el mismo, ya que esto se ve profundizado en las zonas donde la bajante es más notoria.

“La bajante en lugares como Santa Fe y Corrientes corta la conexión del cauce principal, lo que provoca una mortandad de peces y la modificación de funciones fisiológicas como la reproducción y la alimentación”, explicó.

No obstante, en el caso de zonas como Misiones, el embalse amortiguó el impacto del déficit hídrico, además los principales sitios de los peces son los arroyos además del cauce principal que son utilizados para la reproducción.

Garrido manifestó que si bien el hábitat acuático se ve seriamente afectado por la falta de precipitaciones no existe ninguna especie que se encuentre en peligro de extinción. Sin embargo, hizo hincapié en la necesidad de proteger estos espacios y la calidad del agua para disminuir el impacto, especialmente en el comportamiento reproductivo.

“Los peces que tienen mayor importancia deportiva, cultural y de subsistencia son migradores –sábalo, boga, brado, surubí- y si estos peces no llegan a completar su periodo reproductivo que se reciente por la falta de caudal de agua, por eso decimos que esta bajante extraordinaria impacta mucho en los peces”, señaló.

Como consecuencia de más de dos años de déficit hídrico y con un panorama poco alentador para este año respecto a las precipitaciones se prevé que haya una disminución en la cantidad de peces en el Río Paraná principalmente de los peces de mayor tamaño.

“Esta es una situación compleja que no es solamente ambiental que lo debemos analizar desde muchos componentes socioambientales. Hay estudios que se están gestando mediante un muestro que junte la mayor cantidad de información a los efectos de proponer herramientas para paliar esta situación”, sostuvo Garrido.

En ese sentido destacó las medidas proteccionistas aplicadas en la provincia de Misiones como es la veda extraordinaria por bajante: “Hay medidas ambientales en marcha que acompañan este proceso”, añadió.

Tags:

Esto tambien te puede interesar