jueves, agosto 18, 2022

La NASA recogerá muestras de un asteroide lejano en 2016

Más leídas
Una misión de la NASA para recoger muestras de un asteroide lejano y traerlas a la Tierra superó una importante revisión técnica, lo que permitirá a los ingenieros empezar a trabajar en una nave espacial robótica.

 
La misión, con un costo de 800 millones de dólares y  conocida como OSIRIS-Rex, sería lanzada en septiembre de 2016 desde Cabo Cañaveral, Florida.
 
Dos años después, la nave espacial se contactará con el asteroide 1999 RQ36, apodado Bennu, para realizar mapeos y sondeos. Luego utilizará un brazo robótico para recolectar muestras antes de regresar en el 2023.
 
Los científicos están muy interesados en estudiar qué minerales y químicos contiene el asteroide.
 
Se cree que asteroides similares que cayeron a la Tierra anteriormente habrían suministrado materiales orgánicos y agua necesarios para la formación de vida.
 
Un panel de revisión independiente realizó una evaluación técnica de la misión y aprobó al contratista principal Lockheed Martin Corp para iniciar la construcción de la nave, los instrumentos de vuelo y el sistema de aterrizaje, dijo la compañía en un comunicado.
 
En agosto, la NASA firmó otro contrato por 183,5 millones de dólares con United Launch Services para construir el cohete Atlas 5 y los servicios de vuelo relacionados al OSIRIS-Rex.
  Estados Unidos: La NASA fabrica un avión eléctrico
Últimas noticias

La torre de bambú que produce hasta 100 litros de agua al día

La necesidad de agua dulce hace que los seres humanos tengan que explorar nuevas e innovadoras técnicas para su obtención

Noticias relacionadas