“La Niña” se instaló de nuevo en el Pacífico y afectará el clima hasta 2021

Un nuevo episodio del fenómeno climático “La Niña”​ se instaló en el Pacífico y sus efectos se extenderán durante gran parte del 2021. La última vez que hubo un evento fuerte fue en 2010-2011, seguido de un evento moderado en 2011-2012.

Así lo confirmó la Organización Meteorológica Mundial (OMM) al tiempo que asegura que la consolidación de este evento meteorológico afecta a las temperaturas, los patrones de precipitación y las tormentas en muchas partes del mundo. Entre ellas, América del Sur, donde podrá llover por encima de lo normal, mientras que ocurrirá lo contrario en Asia.

La OMM también observó que su desarrollo pasará de ser moderado a fuerte, lo que significa que se registrarán algunas de las anomalías en la cantidad de precipitaciones -que estará por debajo de lo normal- en el Gran Cuerno de África y en Asia Central.

La Organización también reconoce que intensificó su apoyo y asesoramiento a los organismos humanitarios internacionales para que se puedan reducir los efectos entre los más vulnerables, especialmente en sectores sensibles al clima, como la agricultura, la salud, los recursos hídricos y la gestión de desastres.

¿Qué es La Niña?

La Niña, como explica la OMM, es un fenómeno que produce un enfriamiento a gran escala de las temperaturas de la superficie del océano en el Océano Pacífico ecuatorial central y oriental, junto con cambios en la circulación atmosférica tropical, como vientos, presión y precipitaciones.

Por lo general, tiene los impactos opuestos en el tiempo y el clima respecto a El Niño, que es la fase cálida de la denominada Oscilación del Sur de El Niño (ENOS).

“El Niño y La Niña son los principales impulsores naturales del sistema climático de la Tierra pero todos los eventos climáticos que ocurren naturalmente ahora tienen lugar en un contexto de cambio climático inducido por el hombre que está agravando el clima extremo y afectando el ciclo del agua”, reconoció en un comunicado Petteri Taalas, el secretario general de la OMM.

El nuevo número del boletín El Niño/La Niña de la Organización afirma que hay una alta probabilidad (90%) de que la temperatura de la superficie del océano Pacífico tropical se mantenga en los niveles característicos de La Niña hasta finales de 2020, y tal vez durante el primer trimestre de 2021 (55% de probabilidad).

Esto se ha producido después de más de un año con condiciones neutras del ENOS, es decir, donde no se registraron condiciones propias ni de El Niño ni de La Niña.

“La Niña tiene típicamente un efecto de enfriamiento de las temperaturas globales pero este enfriamiento queda más que compensado por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero. Por lo tanto, el 2020 sigue en camino de ser uno de los años más cálidos de los que se tiene registro y se prevé que el período 2016-2020 sea el quinquenio más cálido desde que se iniciaron los registros”, sumó Taalas.

Por último, la agencia señala que se debe tener en cuenta que El Niño y La Niña no son los únicos factores que condicionan las características climáticas a escala mundial y regional.

Además, no hay dos episodios de La Niña o El Niño que sean iguales. Sus efectos en los climas regionales pueden variar en función de la época del año y de otros factores.

Cómo impactará en América y el Caribe

En el Caribe, los episodios de La Niña pueden contribuir a aumentar la intensidad de la temporada de huracanes. De hecho, la temporada 2020 ha sido una de las más activas que se haya registrado hasta el momento.

En América del Norte, suele provocar precipitaciones superiores a la media en la franja septentrional del continente, junto con precipitaciones inferiores a la media en el sur. Los resultados más recientes de los modelos de pronósticos son coherentes con este análisis histórico del impacto de este fenómeno.

En América del Sur, La Niña puede traer lluvias por encima de lo normal en grandes partes del norte del continente, mientras que más al sur pueden producirse lluvias por debajo de lo normal tanto en la costa oriental como occidental.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

EE.UU: la nieve y el frío siguen azotando al noreste del país

Millones de estadounidenses desafiaron el frío este miércoles para intentar ir a trabajar en ...

Advierten sobre el daño ambiental que dejará el Rally Dakar en el altiplano boliviano

Ambientalistas están preocupados por la competencia que tendrá seis etapas en ese lugar entre ...

Alertan a Río Gallegos por una amenaza de tsnuami

Un reconocido geólogo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas alertó sobre las ...