La Unesco lanza un plan para mejorar la resistencia de los arrecifes de coral

La Unesco anunció, durante la celebración de la cumbre «Nuestro Océano» en la isla de Palau (océano Pacífico), un plan de emergencia para reforzar la resistencia de los arrecifes de coral inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial, ya que corren peligro de desaparecer de aquí a finales de este siglo.

La directora general del organismo, Audrey Azoulay, señaló que esta iniciativa busca darles las máximas posibilidades de supervivencia e hizo un llamamiento a la movilización internacional para evitar su extinción, según una nota de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Su trabajo junto al Fondo Mundial para los Arrecifes de Coral (GFCR) se centrará en la reducción de los factores locales de degradación, el fortalecimiento de la gestión sostenible de las áreas marinas protegidas y el apoyo a las comunidades locales, explica el comunicado.

Ese fondo fue lanzado en 2020 por la ONU, la Fundación de la Familia Paul G. Allen y la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco, con apoyo de la Iniciativa Internacional de Arrecifes de Coral (ICRI), para movilizar 625 millones de dólares (unos 575 millones de euros) para 2030.

Los arrecifes declarados Patrimonio de la Humanidad cubren más de medio millón de kilómetros cuadrados en todo el mundo (el equivalente al tamaño de Francia).

Presentan una biodiversidad excepcional, desempeñan un papel fundamental en la absorción de las emisiones de carbono y protegen las costas de las tormentas y la erosión. Más de un centenar de comunidades indígenas dependen directamente de ellos para subsistir.

Además, sirven como puntos de referencia sobre los impactos del cambio climático que afectan al resto de arrecifes del mundo.

Los datos científicos sobre su estado son muy alarmantes, según la Unesco: se están blanqueando mucho más rápido de lo augurado y, «blanqueados» son muy vulnerables a la inanición y a enfermedades y tienen una tasa de mortalidad más elevada.

«El calentamiento global hace que las prácticas locales de conservación ya no sean suficientes para proteger los ecosistemas de arrecifes más importantes del mundo, pero, tras blanquearse, un arrecife sano y resistente puede regenerarse y sobrevivir”, explicó Fanny Douvere, jefa del Programa Marino del Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco.

La nueva iniciativa estará basada en la de Arrecifes Resilientes lanzada por la Unesco y sus socios en la anterior cumbre «Nuestro Océano», de 2018, que durante los últimos cuatro años ha trabajado en lugares piloto de arrecifes del Patrimonio Mundial en Australia, Belice, Nueva Caledonia (Francia) y Palau.

La Iniciativa Arrecifes Resilientes continuará hasta 2024, con un presupuesto total de 10 millones de dólares conseguidos hasta ahora.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Crearon nuevos parques nacionales en Santa Cruz

El Congreso Nacional aprobó la creación de dos parques nacionales y la ampliación de ...

Entregan 85 hectáreas de reserva natural de El Bolsón a Joseph Lewis

El concejo deliberante de El Bolsón aprobó el proyecto Laderas mediante el cual se ...