Las ciudades se recalentarán el doble por el cambio climático

Si las grandes potencias del mundo, como China, Estados Unidos, Rusia o la Unión Europa consiguieran reducir a la mitad sus emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura media de la Tierra no superaría el aumento de un grado y medio, pero, aún así en el mejor de los escenarios, con esta subida 2.300 millones de personas sufrirán ya “olas de calor severas”.

Es la dura advertencia realizada por un nuevo informe de la ONU que se acaba de presentar en la Cumbre del Clima de Glasgow y que han realizado los expertos del PNUMA, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Y esto hará que millones de personas tengan que abandonar sus hogares, como reconocía ante los delegados de la COP26 el canciller del Reino Unido, RishiSunak.

Sin embargo, si los recortes de emisiones no se producen, como ocurre hasta ahora, la temperatura media subirá casi 3 grados, de media, pero , debido al “efecto isla de calor”, este aumento será de 4 grados y medio grados en las ciudades, y esto es casi un 50% más que en el resto del mundo.

Y esto no es todo. Esta nueva investigación de expertos de la ONU calcula que para hacer frente a este incremento en las olas de calor de tipo “severo”, el consumo eléctrico de los aparatos de aire acondicionado se multiplicará por tres en los próximos 30 años.

Medidas

Para poder evitar este futuro con más olas de calor, el PNUMA ha presentado hoy una nueva guía con medidas eficaces que las urbes de todo el mundo tienen que adoptar para intentar frenar este aumento del calor en las a abordar el calentamiento, que se está produciendo al doble de la tasa promedio mundial en las zonas urbanas.

“La ciencia nos dice que para evitar que las temperaturas globales aumenten más de 1,5 ° C, debemos lograr emisiones netas cero para mediados de siglo. El enfriamiento urbano sostenible y equitativo debe ser parte de los esfuerzos de las ciudades para alcanzar los objetivos de energía neta cero ”, ha afirmado Inger Andersen, la directora Ejecutiva del PNUMA.

Causa

Según los especialistas del PNUMA, las ciudades se están calentando de forma más rápida debido al “efecto isla de calor”. Este fenómeno físico está causado por una falta de espacios verdes combinada con un aumento de materiales de construcción, como el asfalto o el hormigón, que tienen una mayor capacidad para recalentar la atmósfera y retener el calor residual que generan las actividades humanas.

Además, los impactos negativos del aumento del calor urbano no se distribuyen de manera uniforme, según este informe del PNUMA.

De hecho, los barrios con bajos ingresos económicos son los más vulnerables que aquellos que tienen más probabilidades de poder pagar o acceder al llamado “confort térmico”.

“Necesitamos hacer la transición hacia formas más equitativas y sostenibles de enfriar nuestras ciudades y hacerlas habitables para todos”, ha añadido Inger Andersen.

Tags:

Esto tambien te puede interesar