viernes, diciembre 9, 2022

Las grandes marcas de moda se comprometen a eliminar de sus tejidos los bosques en peligro de extinción

Más leídas

Canopy, una organización medioambiental sin ánimo de lucro, ha confirmado que 515 de los principales diseñadores de moda y marcas de ropa del mundo se han comprometido a mantener los productos procedentes de bosques en peligro de extinción fuera de sus cadenas de suministro de tejidos y a buscar alternativas de producción con bajas emisiones de carbono.

El compromiso colectivo proviene de un grupo de pesos pesados de la industria de la moda con tentáculos de gran alcance, que representan colectivamente 857 mil millones de dólares en ingresos anuales.

Canopy ha anunciado las últimas marcas que se han unido a miembros como Stella McCartney, H&M, Zara, PVH, Kering y Walmart de la firma de CanopyStyle, una iniciativa que ayuda a las marcas de moda, minoristas, diseñadores y productores de viscosa a mantener bosques antiguos y en peligro de extinción fuera de sus cadenas de suministro. Entre los nuevos firmantes se encuentran John Lewis & Partners, Wax London, Everlane, L’Estrange, Rachel Comey, BAM Clothing, Nique, Grain de Malice y BN3TH.

La moda tiene la responsabilidad de proteger la biodiversidad

En un comunicado, Canopy dijo que las marcas se asegurarán de que sus productos no dependan de los ecosistemas más vitales y biodiversos del mundo, y se han comprometido a invertir en el diseño y el uso de alternativas de baja emisión de carbono y de bajo impacto de última generación, como los textiles reciclados, a la tala de bosques. La mayoría de las marcas que firmaron recientemente el acuerdo también se han unido a Pack4Good, la iniciativa paralela de Canopy que ayuda a las empresas a hacer más sostenibles sus envases de papel.

  La Entidad Binacional Yacyretá y la Administración de Parques Nacionales firmaron un convenio de colaboración

“Estamos orgullosos de celebrar los notables progresos realizados por el colectivo de más de 500 marcas de CanopyStyle”, dijo Nicole Rycroft, Directora Ejecutiva de Canopy. “Juntos hemos conseguido que casi la mitad de la producción de viscosa no provenga de bosques en peligro de extinción, hemos conseguido avances en materia de conservación y hemos impulsado la producción de textiles Next Gen (de última generación) bajos en carbono. El trabajo aún no ha terminado: en esta década de cambio, estamos redoblando los esfuerzos para mantener en pie los bosques antiguos y en peligro de extinción, ampliando la producción comercial de alternativas circulares y moviendo la aguja en la acción climática”.

“John Lewis & Partners se siente honrado de formar parte de CanopyStyle 500, y de unirse a una iniciativa que ha tenido un impacto tan tremendo en un corto período de tiempo”, dijo Marija Rompani, Directora de Ética y Sostenibilidad en John Lewis & Partners. “Recientemente lanzamos el Plan para la Naturaleza de John Lewis Partnership, que destaca nuestro compromiso de proteger y restaurar la naturaleza. Iniciativas como ésta muestran nuestra dedicación a la conservación de los bosques para el clima y la biodiversidad de nuestro planeta. CanopyStyle es una brillante adición a nuestro trabajo de sostenibilidad, y esperamos con ilusión nuestra colaboración”.

Cuando CanopyStyle empezó, no se sabía mucho de los cientos de millones de árboles que se talan cada año para fabricar tejidos como el rayón o la viscosa. Hasta la fecha, la iniciativa CanopyStyle ha conseguido que el 50 por ciento de la producción mundial de viscosa tenga un bajo riesgo de proceder de bosques antiguos y en peligro de extinción. También ha impulsado la transición a los textiles de la próxima generación de baja repercusión, incluyendo el trabajo con la primera fábrica de celulosa del mundo que se basará únicamente en residuos textiles como materia prima, y pequeños volúmenes de viscosa fabricados con residuos textiles circulares por cuatro de los mayores productores de fibras de madera del mundo.

  La ONU pide más inversión en adaptación para “salvar millones de vidas de la carnicería climática”

Por qué los diseñadores deberían buscar métodos alternativos de producción y abastecimiento

El uso de árboles para fabricar tejidos se ha duplicado con creces en los últimos 30 años, y se prevé que crezca otro 50 – 60 por ciento en la próxima década. Esta demanda sigue amenazando a los bosques raros y antiguos, a pesar de que menos del 20 por ciento de estos ecosistemas vitales permanecen intactos en todo el mundo.

Los bosques son una parte importante de la solución al problema climático porque son centros de almacenamiento de carbono. También albergan la mayor parte de la biodiversidad terrestre del mundo. Si la industria de la moda sigue colaborando con éxito para acabar con la deforestación y la degradación de los bosques en las cadenas de suministro, su impacto evitaría la pérdida de carbono forestal equivalente a la eliminación de todas las emisiones nacionales de un país como Suiza, Guatemala o Dinamarca.

Últimas noticias

Invernadero flotante urbano que produce energía limpia y comida orgánica

Con el precio de la tierra por las nubes en las ciudades, ahora es más importante que nunca los enfoques creativos.

Noticias relacionadas