sábado, julio 2, 2022

Los Alpes suizos pasan de blanco a verde por el calentamiento global

Más leídas

En los Alpes suizos hay cada vez menos nieve y más vegetación por culpa del calentamiento global, lo que amenaza con desencadenar un círculo vicioso, ya que las plantas reflejan menos luz solar que la nieve y esto hace que aumente la temperatura, según un estudio publicado este jueves en la revista Science.

Investigadores de la Universidad de Lausanne y la Universidad de Basilea utilizaron imágenes de satélite de alta resolución para estudiar la evolución del paisaje alpino entre 1984 y 2021.

Los resultados muestran una ligera reducción del nivel de nieve en la zona, pero sobre todo un gran aumento de la cantidad de vegetación que crece por encima del límite del bosque, donde los árboles ya no pueden desarrollarse.

Este fenómeno ya se ha documentado en el Ártico y empieza ahora a ser visible en zonas montañosas, explican los investigadores.

La vegetación ha crecido un 80% entre 1984 y 2021

Según Sabine Rumpf, la principal autora del estudio, el cambio se está produciendo de manera especialmente notable en los Alpes, donde la vegetación ha crecido un 80 % durante el período analizado por el equipo.

Hay plantas que están colonizando nuevas zonas y la vegetación se está volviendo más densa y alta por el aumento de las precipitaciones y el alargamiento de las épocas cálidas, en las que pueden desarrollarse.

«La biodiversidad única de los Alpes se encuentra bajo una presión considerable», explicó la experta, debido a que esta colonización pone en peligro a las especies típicas de la región, muy resistentes a las duras condiciones climáticas, pero poco competitivas.

Pérdida de un 10% de nieve

La pérdida de nieve, por otro lado, no es tan pronunciada como el aumento de la vegetación, pero representa un problema pues la falta de cobertura helada puede agravar y acelerar el calentamiento de la zona.

  Fundación ACNUR Argentina presenta su iniciativa “Ponchos Azules por el Clima”

Con todo, la pérdida de nieve es significativa en un 10 % de la región estudiada. En algunas zonas bajas se puede ver cómo apenas quedan restos.

Los investigadores no han tenido en cuenta las zonas por debajo de los 1.700 metros, los glaciares y los bosques.

El calentamiento de la región puede llevar al deshielo de los glaciares y el permafrost, lo que por su parte aumentaría la cantidad de corrimientos de tierras o afectar la calidad del agua de los manantiales, recuerdan los investigadores.

- Publicidad -
Últimas noticias

Crean un sistema que localiza cachalotes para evitar que choquen con los barcos

Consta de una serie de boyas de alta tecnología sumergidas hasta a 100 metros de profundidad y alimentadas por energía solar,

Noticias relacionadas