Los incendios forestales arrasaron en la UE casi 8.000 km² en 2022

Más leídas

La Unión Europea cierra el año con cerca de 786.049 hectáreas boscosas afectadas por los incendios forestales, el 39 % de ellas en España, que fue el estado miembro más castigado por las llamas, por delante de Rumanía (154.772 hectáreas), Portugal (104.379), Francia (66.393) e Italia (58.879), según datos a 24 de diciembre.

Según la información facilitada por el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS, por sus siglas en inglés), que basa sus estimaciones en imágenes satelitales de Copernicus, estos fuegos liberaron a la atmósfera 28 millones de toneladas de CO₂, 11 millones de ellas desde España, donde las emisiones más que duplicaron la media registrada entre 2006 y 2021 (4,76 millones de toneladas).

España cierra el año con cerca de 310.000 hectáreas forestales arrasadas por el fuego.

Lo que sitúa a 2022 como el peor ejercicio en cuanto a incendios en el país en lo que va de siglo y el quinto peor desde que existen registros.

La superficie forestal ardida en España ascendió a 308.112 hectáreas, 3,6 veces más que en 2021 y muy por encima de la cifra media entre 2006 y 2021 (66.793 hectáreas).

El impacto de los incendios forestales en España

España se enfrentó en 2022 a la peor ola de incendios de la serie histórica que maneja EFFIS (iniciada en 2006), precedida por una inusual ola de calor.

Hasta ahora, el peor dato de la serie se había registrado en 2012, cuando ardieron 189.376 hectáreas.

Según los registros del Ministerio para la Transición Ecológica, que se remontan a 1968, el peor año de incendios forestales de la historia de España fue 1985, con 484.475 hectáreas arrasadas.

  No a la contaminación: La Universidad Nacional de La Plata absorbe todas las emisiones que genera

Los satélites captan el calor extremo en Europa de hasta 55ºC en la superficie terrestre

Las altas temperaturas y la serie de máximos históricos que se alcanzaron en Europa occidental fueron los signos visibles de las olas de calor que se han producido en las últimas semanas, y que también se observaron desde el espacio, a través del satélite Copernicus Sentinel-3.

La Estación Espacial Internacional (ESA) obtuvo imágenes de la superficie terrestre en el sur de Francia, España y norte de África, donde en algunos puntos llegaron a alcanzar los 55ºC en la superficie del suelo, como ocurrió en la mañana del 17 de julio.

La temperatura de la superficie terrestre representa lo caliente que se siente el suelo al tacto, y es distinta a la temperatura del aire, incluida en los pronósticos meteorológicos diarios, que representa lo caliente que está el aire sobre el suelo, tal como aclaran desde la ESA.

Últimas noticias

Puente gigante para la fauna sobre una autopista en Los Ángeles

Las autopistas son barreras casi insalvables para la fauna. También complican mucho el movimiento del ganado e incluso de las personas.

Noticias relacionadas