Un grupo de nepaleses logró escalar por primera vez el segundo pico más alto del mundo en invierno

k2

Un equipo nepalí alcanzó por primera vez la cima de la peligrosa montaña K2, de 8.611 metros, en Pakistán, durante la temporada de invierno. Intentando lograr el mismo hito falleció un ciudadano español, de 49 años.

El equipo de 10 escaladores alcanzó la cima por la tarde. El líder de la expedición, Chhang Dawa Sherpa, lo anunció desde el campamento base.

Se utilizó oxígeno suplementario durante la ascensión. El K2, escalado por primera vez en 1954 por la expedición italiana de Achille Compagnoni y Lino Lacedelli, fue el único de más de 8.000 que no había sido hasta ahora dominado en invierno.

“Este es el hito más grande en la historia del montañismo, este es un buen ejemplo de trabajo en equipo. Gracias a la montaña por conceder esta escalada, ‘si la montaña te deja escalar, nadie te detiene'”, escribió el jefe de la expedición.

El líder confirmó que los escaladores nepaleses alcanzaron la cumbre a las 5 PM de este sábado hora local. Ahora está en marcha la compleja fase de descenso, que se desarrollará mayoritariamente en la oscuridad.

“Es el K2 y es invierno, todavía pueden pasar tantas cosas inciertas, nunca se sabe. Espero que todos bajen sanos y salvos”, añadió Dawa Sherpa.

En tanto, el español Sergi Mingote se encontraba en otros de los grupos que intentaba realizar la misma hazaña. “Triste fallecimiento de Sergi Mingote en el K2. Quería seguir haciendo historia formando parte de la primera expedición en coronar esta montaña en pleno invierno y un trágico accidente ha acabado con su vida”, tuiteó el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Mingote se hallaba en un campamento de altura y al bajar hacia el campamento base se hirió en una pierna, falleciendo posteriormente, informó su equipo.

Los riesgos son múltiples en el K2, donde más de 80 personas han perdido la vida a lo largo de los años. Desde el primer intento en 1987-1988, solo se llevaron a cabo un puñado de expediciones invernales en esta montaña de 8.611 metros, situada en el macizo del Karakórum. Pero ninguna de ellas superó los 7.650 metros.

En esta cima conocida como la “montaña salvaje” y el más septentrional de los 8.000, los vientos pueden soplar en invierno a más de 200 kilómetros por hora y las temperaturas caen a menos 60 grados centígrados.

El invierno es más duro en el Karakórum que en el Himalaya, algo que explica que la mayoría de cimas nepalesas de más de 8.000 metros consiguieron coronarse en la estación más fría del año solo a partir de los años 1980.

Este año al menos cuatro equipos diferentes que suman alrededor de 60 escaladores, empezaron a ascender el K2, una cifra superior a todas las expediciones precedentes en su conjunto.

La hazaña de este sábado se celebró en Nepal. “Es una fantástica noticia. Durante décadas, los nepaleses ayudaron a los extranjeros a ascender a las cimas del Himalaya, pero no recibimos el reconocimiento que merecemos”, declaró Kami Rita Sherpa.

“Es maravilloso que hoy en el K2, diez nepaleses hayan hecho historia y hayan demostrado nuestra valentía y nuestra fuerza”, agregó el hombre que escaló 24 veces el Everest, un récord. La asociación de alpinistas del Himalaya de Polonia felicitó a sus colegas nepaleses, quienes “más lo merecen”.

Tags: