Una nueva casa flotante en un barrio autosuficiente de Ámsterdam

En una ciudad caracterizada por un rápido crecimiento demográfico, los habitantes de Ámsterdam empiezan a plantearse alternativas. Una de ellas es Schoonschip, un barrio flotante sostenible situado en el canal Johan van Hasselt, en una antigua zona industrial.

El estudio de arquitectura local i29 ha creado una llamativa casa flotante que ocupa poco espacio dentro de la comunidad.

La vivienda está en consonancia con los ideales de todo el barrio autosuficiente, donde actualmente residen más de 100 personas.

Schoonschip está diseñado para emplear prácticas de construcción circular respetando el entorno natural.

En su núcleo, el barrio usa una red inteligente compartida (o “embarcadero inteligente”) que conecta las líneas de energía, residuos y agua de cada casa flotante.

El barrio es autosuficiente energéticamente y recupera los nutrientes de los flujos de residuos orgánicos circundantes.

El lugar tiene un marcado pasado industrial, pero hoy es una de las zonas de la ciudad de Ámsterdam que más rápidamente se está transformando en una zona de vida más multifuncional. El nuevo barrio flotante pretende ser un ecosistema urbano integrado en el tejido de la ciudad: aprovechar al máximo la energía y el agua del entorno para su uso y reutilización, ciclar los nutrientes y minimizar los residuos, además de crear un espacio para la biodiversidad natural.

Los residentes aprovechan al máximo el canal con parcelas de agua designadas, lo que permite que cada casa tenga su propio toque personal.

Con la libertad de elegir a su propio arquitecto y diseñadores de interiores a pesar de la uniformidad del plan urbanístico, los propietarios de la casa flotante i29 hicieron realidad sus visiones con un diseño y una estética únicos que también maximizaron el espacio de la parcela.

Una terraza independiente se sitúa justo por encima del nivel del agua. El exterior está revestido de madera teñida de negro, mientras que el interior ofrece un fuerte contraste con paredes blancas, líneas limpias y detalles de madera natural.

Las enormes claraboyas dan a la casa una sensación de luminosidad y ventilación excepcionales, al tiempo que ofrecen abundantes vistas del puerto desde varios puntos.

Imitando el aspecto del diseño general del barrio, que conecta cada casa a través de un embarcadero, la casa flotante i29 conecta cada uno de sus tres niveles a través de un atrio central.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Aparición de carbón negro disperso en la Antártica provendría de incendios forestales

Estudiar las principales fuentes de emisión del carbón negro (black carbon en inglés) que ...

Brasil: Cuarenta y cinco embalses corren riego de romperse

Del total, 25 pertenecen a órganos y entidades públicas y la mayoría está situada ...

Crece la frecuencia de desastres que están relacionados con el clima

Los desastres atribuidos cada año a fenómenos climáticos han sido 335 en promedio, lo ...