Creció más de 20% la reutilización de envases plásticos en el mundo

residuos

La Fundación Ellen MacArthur y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) publicaron recientemente el informe anual de progreso del Compromiso Global para la Nueva Economía del Plástico, el cual contiene información detallada sobre los principales avances registrados, en esta materia, por empresas e instituciones gubernamentales.

El informe destaca que se han registrado avances significativos en dos puntos claves: la incorporación de contenido reciclado en la fabricación de envases de plástico y la eliminación gradual de los envases de PS y PVC, los pigmentos negros de humo, las bolsas de plástico de un solo uso y las pajitas.

Al respecto, el informe dice que los envases plásticos reciclados o preparados para ser reutilizables han crecido un 22 por ciento, año tras año, hasta un 6,2 por ciento. Lo que equivale, según el documento, a una reducción del consumo de plásticos vírgenes de al menos 1,1 millones de toneladas para 2025. Esto representaría un ahorro de CO2 equivalente a sacar más de 350.000 carros de la carretera.

Sin embargo, la investigación también hace un llamado respecto a los progresos tan limitados que se han registrado en el reciclaje de envases de plástico y en la reducción total en la utilización de envases de un solo uso, por lo que la transición hacia envases reutilizables es limitada y los esfuerzos por eliminar su uso siguen centrados en un conjunto relativamente pequeño de materiales y formatos.

También hay diferencias significativas en la tasa de progreso entre las entidades gubernamentales: mientras que algunos han dado grandes pasos para avanzar, otros han mostrado poco o ningún progreso con respecto a los objetivos cuantitativos.

Este Compromiso Global, evaluado por primera vez, fue lanzado en octubre del 2018 e integra a más de 500 organizaciones que tienen una visión común frente a la economía circular para el plástico.

Para ayudar a hacer realidad esta visión, todas las empresas y entidades de gobierno se han comprometido con ambiciosos objetivos de cara al 2025. Además, están trabajando para eliminar los artículos de plástico que no se necesitan; innovar para que todos los plásticos estén diseñados para ser reutilizados, reciclados o compostados de manera segura; y hacer circular todo lo que utilizamos para mantenerlo en el ciclo económico, pero lejos de impactar el medioambiente.

¿Cuáles son las principales conclusiones del informe?

El ‘Informe de progreso del Compromiso Global (CG) 2020’ muestra que se han logrado avances significativos en el primer año después de firmar el CG, en particular en el contenido reciclado, donde vimos un aumento del 22 por ciento en un solo año, y en la eliminación de algunos de los artículos más problemáticos, como embalaje de PVC y PS.

(Recomendado: El Ideam alerta por posible ciclón tropical en el país)

También se han reportado inversiones significativas para lograr los objetivos del 2025, elevando el monto total comprometido públicamente por los signatarios de Global Pledge a más de 10.000 millones de dólares.

Sin embargo, el informe también revela que ha habido un progreso limitado en el aumento de la reciclabilidad de los envases de plástico y en la reducción de la necesidad de envases de plástico de un solo uso.

Los envases reutilizables aumentaron marginalmente con respecto al año pasado (en 0,1 puntos porcentuales), y los esfuerzos de eliminación siguen centrados en un conjunto relativamente pequeño de materiales y formatos.

Tags:

Esto tambien te puede interesar