Polyformer convierte botellas de plástico en filamento de impresión 3D

Más leídas

¿Y si pudieras convertir una botella de plástico en filamento para tu impresora 3D y ayudar a reducir los residuos de plástico? Esa es la idea que hay detrás de la máquina de código abierto Polyformer, creada por el diseñador Reiten Cheng.

La propia máquina se ha fabricado con piezas impresas en 3D mediante PET reciclado. Polyformer es una solución diseñada para todos los usuarios que quieren dar una segunda vida al plástico y es accesible para todos. El objetivo es recrear objetos a partir de material reciclado para reducir nuestro consumo de plástico, que actualmente es demasiado elevado.

Una de las ventajas de la impresión 3D es la capacidad para utilizar sólo el material necesario y reducir así la cantidad de residuos producidos. También puedes recuperar estos residuos y darles una segunda vida, lo cual se denominaría economía circular. Hay muchos proyectos que transforman el plástico usado en una pieza impresa en 3D. Polyformer no es la primera máquina de este tipo, pero es interesante destacar que se trata de un proyecto de código abierto que pretende democratizar la reutilización de nuestros residuos plásticos mediante la fabricación aditiva.

La máquina en forma de L está fabricada con piezas impresas en 3D y componentes que se encuentran en las impresoras 3D tradicionales. Se utilizaron botellas de PET recicladas como materia prima, de ahí su aspecto translúcido. En el interior de la máquina hay una herramienta para cortar las botellas de plástico en largas tiras continuas. Después, se colocan en el extremo caliente de la máquina, que funde el plástico. A continuación, se hace pasar por una boquilla de latón para crear un filamento de 1,75 mm.

La solución Polyformer dispone de una bobina roja motorizada que tira de la cinta y enrolla el filamento a medida que se fabrica. Una vez llena, la bobina se extrae fácilmente para utilizarla en una impresora 3D FDM. Hasta ahora, unos 100 usuarios han fabricado ya la Polyformer y han dado su opinión al diseñador para mejorar el archivo de código abierto. Reiten Cheng concluye: “La impresión 3D permite fabricar de todo, es una forma muy eficiente de reciclar. No quiero lucrarme con este proyecto, quiero que más gente se una a él y comparta un esfuerzo colectivo para solucionar el problema de los residuos de plástico”.

Últimas noticias

Geógrafos de Cambridge revelan el papel del aguanieve en el deshielo de la Antártida

El deshielo de la Antártida y sus implicaciones para el aumento del nivel del mar: un estudio revelador sobre el agua derretida.