Por qué compostar puede ayudarnos a reducir nuestro impacto en el planeta

Cada año en todo el mundo se pierden o desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos, de acuerdo con el Índice de desperdicio de alimentos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Con el hambre en el mundo en aumento debido a la pandemia de COVID-19, la necesidad de reducir este despilfarro es cada vez más urgente.

Una décima parte de la población mundial, hasta 811 millones de personas, estaban desnutridas en 2020, al menos 118 millones más que en 2019, según el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2021, un informe publicado en julio de 2021 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Programa Mundial de Alimentos, la Organización Mundial de la Salud y otras agencias de la ONU.

Además de agravar el hambre y la inseguridad alimentaria, la pérdida y el desperdicio de alimentos contribuyen a las tres crisis planetarias que amenazan nuestro futuro colectivo: el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

Y si bien las pérdidas y el desperdicio ocurren en todo el sistema alimentario, las personas y los hogares pueden ayudar a enfrentar el desafío. Casi 570 millones de toneladas de pérdidas y residuos se producen en los hogares, por lo que la acción de los individuos es fundamental.

Las pautas emitidas por el PNUMA y el Instituto de Estrategias Ambientales Globales (IGES) muestran que la práctica del compostaje es una de las mejores opciones para manejar los desechos orgánicos y al mismo tiempo reducir los impactos ambientales.

El compostaje adecuado de los desechos orgánicos que generamos en nuestra vida diaria (alimentos no comestibles o no utilizados) puede reducir la dependencia de fertilizantes químicos, ayudar a recuperar la fertilidad del suelo y mejorar la retención de agua y la llegada de nutrientes a las plantas.

En términos más generales, al reducir el desperdicio, el compostaje también ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que afectan el cambio climático.

La pérdida y el desperdicio de alimentos generan aproximadamente entre 8% y 10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, mientras que el uso de la tierra y los recursos hídricos ejercen una presión cada vez mayor sobre la biodiversidad.

“Nuestra relación con la naturaleza no está equilibrada. Los seres humanos estamos tomando y desechando continuamente, y la naturaleza nos está dando continuamente”, dice Doreen Robinson, jefa de Vida Silvestre del PNUMA.

En cambio, dice, “tenemos que aplicar el pensamiento circular en el que se ha sostenido la vida y en el que las cosas se reutilizan continuamente”.

Con el objetivo de impulsar una transformación global, el Secretario General de la ONU, António Guterres, ha convocado la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU para septiembre de 2021. El PNUMA apoya la transición hacia sistemas alimentarios que generen impactos netos positivos en la nutrición, el medio ambiente y los medios de vida.

Como colaborador del Programa de sistemas alimentarios sostenibles de la red One Planet, el PNUMA lidera el desarrollo de una guía para la formulación de políticas colaborativas y una mejor gobernanza, y como miembro de la Plataforma de Asociación Transformativa sobre Agroecología, informa a los donantes y responsables políticos, y promueve la innovación. El PNUMA, como custodio del Objetivo de Desarrollo Sostenible 12.3 sobre desperdicio de alimentos, también trabaja para comprometer a los Estados miembros a reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita a nivel de minoristas, y actualmente está desarrollando el Índice de desperdicio de alimentos, un banco de datos mundial que permite a los países hacer un seguimiento de su progreso hacia el cumplimiento del ODS 12.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

lobo marino

Video: lobo marino se subió a una camioneta en Mar del Plata

El hecho ocurrió el miércoles, cuando un trabajador portuario observó al animal subido al ...

Entre 70% y 90% de los residuos acuáticos en las playas son plásticos

Naciones Unidas prevé que en 2050 la producción de plástico a nivel mundial alcance ...