jueves, octubre 6, 2022

VIDEO | Joven esquió en una montaña de basura en Bariloche para generar conciencia

Más leídas

San Carlos de Bariloche está ubicada en la provincia de Río Negro, y es uno de los destinos más elegidos por miles de turistas. Podrás encontrar parques y atracciones naturales impactantes. Es ideal para visitarlo en cualquier época del año.

Este rincón patagónico predomina por sus sitios emblemáticos. Entre ellos: el Lago Nahuel Huapi, Cerro Tronador, La Ruta de los 7 Lagos, Centro Cívico, Feria de Artesanos y Cerro Campanario, por mencionar algunos que se destacan por su entorno natural exuberante y precioso.

No obstante, hay una realidad que no podemos ignorar. Allí existe un inmenso basural a cielo abierto. Esto se traduce en una problemática ambiental ya que dicho foco de contaminación pone en peligro la salud y el bienestar de las personas, ecosistemas y flora y fauna.

Según un informe publicado por ISWA (International Solid Waste Association), este basural es uno de los 50 más contaminantes del mundo. Tal es así que el vertedero tiene al menos 30 metros de alto y se encuentra ubicado cerca de la Ruta Nacional N°40, frente al Barrio El Pilar.

Tomando como referencia las palabras de los expertos: “con el agravante de que se encuentra emplazado en pleno ejido urbano con viviendas a menos de 100 metros”. ¡La situación es más que preocupante!

Instructor hizo snowboard en una montaña de basura en Argentina

En el transcurso de los días diversos ambientalistas que luchan por un planeta más sostenible en el tiempo alzaron la voz desenmascarando una realidad que posiblemente no conocías.

En ese sentido, una organización denominada “Somos B”, sorprendió a más de uno tras develar este vertedero que pone en peligro la vida.

  Científicos rusos desarrollan un método para procesar rápidamente el dióxido de carbono

De esta manera se definen en su biografía de Instagram: “Somos un grupo de personas que ama Bariloche activamente”. Su misión es generar conciencia respecto al gran foco de contaminación presente en la zona.

Cabe subrayar que para llevarlo a cabo, Esteban Cossy, instructor en el Cerro Catedral asumió el desafío de descender la montaña de basura en su tabla de snowboard. Esto le decía a la prensa local: “Estoy entrenado, pero fue intenso llegar ahí. Empecé a caminar y me enterraba en la montaña de basura con cero solidez. Te vas enterrando entre las botellas, en pedazos de fierros, ladrillos y pensas: ‘¿Me voy a tirar por acá?’ Me lo replanteé”.

Sin embargo, dijo que está convencido y que significa un gran llamado a la acción a la sociedad toda. “Por suerte, no pasó nada en las dos bajadas que hice y eso que me revolqué en la basura. No es una iniciativa para apuntar con el dedo a nadie. Es de nosotros para nosotros”, manifestó.

“En Bariloche existe una montaña que nadie quiere enfrentar”, anuncian al comienzo del video mientras el activista desciende a gran velocidad la montaña.

Los basurales a cielo abierto significan una problemática para la salud y el ambiente y contribuyen al cambio climático.

En relación a esto, Antonino Campostini, uno de los autores del proyecto puntualizó:

“La idea se tuvo una tarde y al otro día decidimos ir a grabarla. El chico que se tiró, lo hizo dos veces de la montaña así que todo transcurrió en un breve lapso. ‘Somos B’ es tan simple como un grupo de personas que vivimos en Bariloche, que nos cansamos un poco de ver esta problemática y que no se haga mucho”.

Para terminar, es importante destacar las palabras de Jimena Loureiro, una de las integrantes del grupo: “Muchos barilochenses nos escribieron preguntándonos a dónde estaba el vertedero. Hay imágenes con un drone para que se pueda ver la dimensión”.

Y subrayó en lo siguiente: “El ingreso principal de Bariloche proviene del turismo. Siempre nos jactamos del cerro Catedral, pero también está esta cara, la cara B. Nos parecía importante mostrar el contraste entre lo fantástico que tenemos y las montañas de basura que generamos y de las que nadie se hace cargo”.

“Queremos dejar en claro que no es una iniciativa para apuntar con el dedo a nadie. Es de nosotros para nosotros. Se trata de generar hábitos sin tirarle la pelota al municipio. Nos encantaría que la comunidad active, que repiensen los hábitos de consumo, que tomen conciencia al tirar basura y entiendan que no desaparece por arte de magia”, concluyó Jimena Loureiro a la prensa.

Una vez más queda en evidencia la necesidad urgente de un cambio de paradigma sostenible basado en un modelo circular. Este trabajo debe hacerse de manera integral entre la ciudadanía, los gobiernos y las empresas para mitigar los efectos de la contaminación producida por la actividad humana.

Últimas noticias

Moda sostenible: las marcas de ropa que apuestan al reciclaje y cuidado del medio ambiente

Hoy en día, la moda sostenible se ha vuelto tan popular que, muchas marcas han decidido apostar por materiales ecológicos en sus diseños.

Noticias relacionadas