Catamarca: recorrida arqueológica por el Pucará de Aconquija

Numerosos restos de construcciones precolombinas resisten al tiempo en una aplanada cima de las verdes serranías del oriente catamarqueño, como recuerdo de la mayor fortaleza del imperio inca del sur, el Pucará de Aconquija, convertido en un importante atractivo turístico y arqueológico.

 
Una muralla de unos 3.000 metros que sigue la línea del terreno por las faldas de los cerros, hoy entrecortada y de hasta tres metros de altura, conforma el perímetro que encierra más de un centenar de viviendas, barracas y depósitos en una superficie cercana a las 380 hectáreas.
 
El valor estratégico y defensivo que tuvo el Pucará de Aconquija no sólo se comprueba desde esa cima, que domina todo el Campo del Pucará y las serranías adyacentes, sino por la dificultad que presenta su ascenso por senderos pedregosos, resbaladizos y sinuosos desde la base del cerro, sólo unos 300 metros más abajo.
 
El sitio está en la zona de Las Estancias, departamento de Andalgalá, y el trayecto previo desde la localidad más cercana, Buena Vista, es de unos 17 kilómetros por un camino de ripio que vadea varias veces el río Potrero y corre entre amplios campos bordeados por las sierras de Aconquija.
 
Las laderas azuladas, con los picos siempre nevados de los cerros Candado y Aconquija, se destacan al este sobre los verdes sembradíos de una de las zonas más fértiles de Catamarca -se cultiva exclusivamente ‘papa semilla’ de alta calidad-, matizados de pequeñas flores silvestres de variados colores.
 
El camino culmina en el Paraje Pucará, junto al río del mismo nombre, donde se encuentra la casa del cuidador del sitio arqueológico, Isac Ordóñez, quien registra a todo visitante y controla si regresa antes de la caída del sol.
 
Además de recorrer las ruinas y satisfacer la curiosidad visual en cada vericueto, es bueno dedicarle también un tiempo a la contemplación del paisaje, en el que el verde de los prados llega hasta las montañas más oscuras y asciende hasta el cielo infinito que vira del celeste al naranja en unos atardeceres de postal.

Télam

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Un proyecto internacional impulsa el ecoturismo en el Noroeste de Argentina

Se definieron distintas actividades entre las que se incluye un primer taller a cargo ...

Volcanes de Islandia en actividad, un imán para el turismo

Este año se esperan 1,8 millones de visitantes, casi seis veces la población del ...