Eco-villa de las casas-árbol, propuesta de turismo alternativo

Este proyecto de casas-árbol tiene como objetivo generar un espacio alternativo para que la gente vuelva a reconectar con la naturaleza, sin renunciar al confort.

Respeto por el entorno

Con espacios adaptados a las necesidades básicas, que permitan estar cerca de espacios verdes, en simbiosis y armonía.

Suspendidas sobre las copas de los árboles, estas cabinas en altura se integran con el paisaje, posándose en el casi sin contacto.

Se diseña como una alternativa al turismo mas agresivo que transforma el paisaje para amoldarlo a un programa rígido de usos hoteleros comerciales.

En WLAB entienden que la reconexión con los entornos naturales solo se puede hacer si se respeta el entorno y es la arquitectura la que se adapta a la naturaleza, coexistiendo en equilibrio.

La distribución interior de las cabinas es flexible y puede adaptarse a diferentes usos para acomodar programas mas complejos y necesidades de cada resort.

Materiales Económicos, duraderos y de bajo mantenimiento

La construcción esta pensada con elementos modulares prefabricados económicos y low-tech, que puedan ponerse en obra de manera rápida, reduciendo el tiempo de construcción y el equipamiento necesario.

Todos los elementos son planos y rectilíneos. Fáciles de cortar para reducir el tiempo de fabricación. La estructura tanto interna como externa, está constituida por perfiles rectilíneos regulares de acero galvanizado. Estos son económicos y duraderos, además de reciclables una vez concluida la vida útil de la construcción. Son una de las opciones más económicas en el mercado de la construcción de estructuras.

  • Estructura: Perfiles reciclados de Aluminio.
  • Revestimiento de paneles exteriores: Panel sándwich de aluminio con aislamiento térmico interior.
  • Revestimiento interior y suelos: Madera de procedencia certificada y sostenible.

100% Energía renovable

Para conseguir un autoabastecimiento energético autosuficiente, las cabinas cuentan con paneles solares en la cubierta que podrían generar suficiente electricidad para cada módulo.

Además cada casa-árbol, cuenta con bolsas biodigestoras de baja presión, conectadas a la salida de aguas residuales, que obtienen gas a partir de materia orgánica. Éste se usa para calefacción, agua caliente y cocinas.

Huella de carbono Zero

Con la introducción de paneles solares se puede cubrir toda la demanda energética de cada modulo lo que permite reducir en un gran porcentaje la huella de carbono de la villa.

Con una propuesta apropiada de reforestación en la propia parcela y en otras áreas necesitadas, este resort podría lograr una huella de carbono negativa, secuestrando más carbono del emitido durante su vida útil.

La madera de los árboles replantados puede secuestrar el carbono equivalente a las emisiones asociadas al proceso de construcción. Así quieren conseguir un balance neutro para el medio ambiente.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Costa Rica: El turismo masivo afectó a la tortugas en Ostional

Ante la enorme cantidad de gente en las playas algunos ejemplares se devolvieron al ...

aves

Chaco apuesta por el ecoturismo

La exitosa experiencia que tiene el ecoturismo en el Pantanal brasileño, con la observación ...