sábado, noviembre 26, 2022

Huella Andina, un sendero perfecto para hacer turismo saludable

Más leídas
Cada uno de los circuitos puede realizarse de forma aleatoria, el visitante elegirá el que más le guste y cada uno de ellos tiene atractivos diferentes.

 
Una de las etapas, la número 37, que recorre un poco más de 15 kilómetros desde Bahía Solís hasta la Seccional Arrayanes, de norte a sur, posibilita también desviar por uno de los ‘capilares’, unos senderos secundarios que cruzan el sendero troncal, para visitar el alerzal milenario.
 
Para quienes llegan desde la ciudad de Esquel, siempre en la provincia de Chubut, otra alternativa previa a la realización de la etapa 37 es pernoctar en la hostería Futalaufquen y dirigirse después hacia el norte en vehículo hasta la salida en Bahía Solis, para retornar caminando hacia el sur.
 
Sea arribando en vehículo o a pie, lo recomendable es iniciar la etapa de norte a sur, es decir, partiendo desde Bahía Solís, donde se puede acampar en un camping organizado.
 
La caminata comienza bordeando el Lago Rivadavia, donde el sendero sigue por la costa hasta encontrarse con el río Colehual, que se remonta hasta cruzarlo por un puente sobre la ruta.
 
Muy cerca de allí los más exigentes y amantes de la pesca, o simplemente para tomar un refresco, pueden recalar en el complejo de cabañas El Aura, que brinda el confort necesario para emprender la aventura del caminante. De ahí se combina por una vieja huella de carro hasta las inmediaciones de la población Alarcón.
 
Tras cruzar un nuevo arroyo por un puente de troncos, comienza el ascenso hasta el Mirador del Lago Verde; un esfuerzo un poco mayor pero con la recompensa de llegar a un sitio de inigualable belleza.
 
Siguiendo en dirección sur, el sendero bordea el Lago Verde y la experiencia de caminar por una línea fina de terreno, con las mansas aguas verdes del lago varios metros abajo, es única e irrepetible.
 
A pocos kilómetros y siempre en descenso, se encuentra la pasarela Río Arrayanes que para quien quiera realizarlo dirige hacia Puerto Chucao, desde donde salen las excursiones por el Lago Menéndez hasta el Alerzal Milenario.
 
Aquellos visitantes que no deseen hacer este desvío, pueden seguir camino hasta el estacionamiento del puente peatonal sobre el río Arrayanes, desde donde se retoma unos metros la ruta, hasta llegar al sendero que lleva a la seccional del guardaparque y al camping agreste Río Arrayanes, donde finaliza la etapa.
 
La Huella Andina es un sendero de largo recorrido, de más de 550 kilómetros de extensión, que atraviesa tres provincias -Neuquén, Chubut y Río Negro-; cinco Parques Nacionales; y una larga lista de localidades y ciudades, todas enmarcadas en el magnífico paisaje de la Cordilllera de los Andes, sus lagos, ríos y bosques.

  México recuerda los dos terremotos del 19S de 1985 y 2017

FUENTE: Télam

Últimas noticias

Sudáfrica: Un cazador de rinoceronte fue sentenciado a 52 años de prisión

Sipho fue arrestado en el Parque Nacional Kruger (KNP) en septiembre de 2016 y nuevamente en diciembre de ese año

Noticias relacionadas