La guía del viajero de naturaleza para disfrutar de las rutas naturales con responsabilidad

Antes de emprender el viaje por alguna de las 17 rutas naturales se debe leer, investigar y planificar. Se recomienda utilizar mapas (en papel o en dispositivos) y buscar información para conocer los destinos de antemano. Es importante conocer las normativas de seguridad sanitaria de cada lugar y respetarlas. Un detalle no menor es averiguar si el destino requiere preparación física o alguna consideración médica especial. En el caso de visitar sitios que requieran la compañía de guías, es clave la contratación de prestadores y servicios habilitados. Se debe revisar el pronóstico del tiempo para poder llevar ropa adecuada. El calzado es particularmente importante para estar cómodo y seguro en ambientes agrestes. Se recomienda armar un pequeño botiquín de primeros auxilios. Son infaltables: un protector solar, un gorro, repelente de insectos y una botella recargable para mantenerse siempre hidratado. También hay que tener en cuenta llevar medicación especial en caso de que se necesite. No están de más las guías o aplicaciones móviles específicas. Éstas enriquecerán la experiencia y ayudarán a ordenar los distintos recorridos, descubrir lugares o identificar especies animales y vegetales, como los puntos de interés más destacados y algunos secretos.

Durante el viaje, se recomienda conducir despacio en las rutas, respetar las velocidades máximas, sobre todo en áreas naturales protegidas y evitar cualquier tipo de accidente que ponga en peligro la vida de las personas y de la fauna silvestre.

Solamente se puede encender fuego en lugares habilitados y hay que asegurarse de apagarlo bien. Estamos atravesando una temporada muy seca y es importante ser muy cuidadosos. Se deben apagar bien las colillas y llevarlas hasta su descarte final. Si se observa fuego o humo, es obligatorio dar aviso a guardaparques, autoridades o vecinos.

Se deben mantener los lugares limpios: los residuos que se generen (incluso orgánicos) se deben llevar en una bolsa reutilizable hasta su disposición final. Es recomendable el reemplazo de plásticos descartables y de un solo uso por materiales lavables y reutilizables. Además hay que tratar de reducir al máximo la basura que se genere. Hay que evitar usar detergentes y productos similares en ríos o arroyos para no contaminarlos.

Está prohibido llevarse ni extraer plantas, flores, piedras, hongos, animales, fósiles o restos arqueológicos. Se recomienda sacarle fotos o grabarlos. Una linda experiencia es apoyar a las comunidades locales, comprando y consumiendo sus productos típicos para consumir en el lugar o para regalar. Es importante ser respetuoso de los valores, tiempos y costumbres de las comunidades que se visiten.

Para vivir un viaje seguro, se deben contratar prestadores de servicios habilitados y cumplir con las normas de seguridad que se indiquen, como el uso de chalecos salvavidas, cinturones de seguridad, cascos, etc. Se deben respetar las indicaciones de los guardaparques y guías: están para cuidar los lugares pero también para cuidar a los visitantes. Hay que utilizar con responsabilidad miradores, torres, pasarelas, campings, sanitarios y otra infraestructura. Recomendaciones a tener en cuenta:

  • Si hacés un sendero, una caminata o una excursión dale aviso a los guardaparques o responsables locales. Es fundamental que sepan dónde estás.
  • Tratá de ir siempre en grupos de dos o más personas.
  • Asegurate de tener todos los elementos que requiera la excursión: agua, sombrero, repelente, ropa y calzado adecuado. Si hace falta, mapa.
  • Por tu seguridad, mantenete dentro de los senderos y circuitos delimitados.
  • Transitá y acampá en sitios habilitados. Lo mismo en relación a los lugares para darte un chapuzón o un baño.
  • Leé atentamente los letreros informativos y aprovechá toda la información que te brindan los guardaparques y guías locales.
  • No ingreses en sitios privados sin autorización.
  • Cada sitio o área protegida tienen normas para el visitante, acordate de consultarlas antes.

El cuidado y la defensa de la fauna y la flora de las rutas naturales:

  • Disfrutá la fauna sin molestarla.
  • Si tenés la suerte de ver interacciones entre animales (predadores y presas, crías que parecen perdidas), no intervengas. Lo más probable es que sean procesos normales. Podés grabar y fotografiar sin molestar, y luego contárselo a los guías y guardaparques.
  • Mantené siempre una distancia prudencial de los animales que veas, no los persigas, no los molestes, no trates de agarrarlos ni alimentarlos. Sé especialmente respetuoso y silencioso en los lugares donde los animales se reúnen para tener sus crías o anidar.
  • Respetá los circuitos habilitados para 4×4 y cuatriciclos, sobre todo en las playas. Al igual que nosotros, muchísimas aves y otros animales viven y nidifican en ellas.
  • No ingreses con perros y otras mascotas a las áreas naturales protegidas. Fuera de ellas, llevalos siempre con correa y evitá que persigan o cacen animales silvestres.

Y lo más importante:

  • Date tiempo para entrar en sintonía con lo que te rodea. Disfrutar la naturaleza hace bien a la salud, al corazón y a la mente.
  • Soltá el celu y tratá de conectar con el entorno y disfrutarlo con todos tus sentidos: escuchá, olé, mirá y si un guía profesional te invita, tocá, saboréa.
  • Conocé a las personas que viven en cada lugar. Escuchá sus historias, compartí un tiempo con ellos, aprendé cosas nuevas.
  • Compartí con otros lo que viviste. Invitalos a disfrutar y enamorarse de la naturaleza.

Antes de viajar, se recomienda consultar en la web https://www.argentina.gob.ar/verano los requisitos actualizados que se deben cumplir para poder visitar las distintas provincias.

Tags:

Esto tambien te puede interesar